El fascinante fenómeno de la inspiración: una de las claves de nuestro tiempo

Publicado por en Cambio personal, Ciencia y Management, Inspiración.

Resulta abrumadora la cantidad de tinta que se ha vertido sobre la innovación. Comparativamente, se ha escrito mucho menos sobre la creatividad, una competencia que, sin embargo, es esencial para aquella. Aunque, realmente, el fenómeno sobre el que, inexplicablemente, apenas hay literatura, es la inspiración. Un hecho ciertamente sorprendente, porque vivimos en una época en la que todo el mundo parece necesitarla y buscarla.

Un mensaje clave para un equipo, un enfoque para un proyecto, un argumentario de venta, un slogan para un producto, una idea innovadora, y así sucesivamente. Son infinidad las ocasiones en nuestra vida profesional, y en la personal, en las que buscamos estar inspirados. A veces, lo necesitamos incluso hasta para combinar la ropa que nos ponemos cada mañana o la que vamos a adquirir para una fiesta o evento.

De hecho, muchos de los libros que engrosan las filas de los más vendidos suelen ser descritos como inspiradores por autores, editores o críticos, respaldando la idea de nuestra necesidad de estar inspirados. A pesar de ello, no hay apenas obras que se ocupen de desentrañar el misterio de este fascinante fenómeno.

Sin embargo, con el paso del tiempo, vamos acumulando un conocimiento naciente sobre este proceso ancestral y místico, que nos hace poder describirlo e identificarlo como una cualidad humana, nítidamente diferente a otras con las que pudiera confundirse.

Así, por ejemplo, la inspiración es un fenómeno imposible de controlar: si bien se puede facilitar, no es posible que nadie provoque su propia inspiración, porque aparece cuando quiere. Por otro lado, es ciertamente efímera: cuando tenemos una idea debemos anotarla, porque si no se irá, con la misma rapidez que vino, y es posible que jamás volvamos a recuperarla.

Con todo, una de sus características más fascinantes es el poder que tiene de hacer que nos sintamos elevados, ensalzados, como si de repente nos hubiera rozado algo sublime. La incontenible fuerza de la inspiración hace que nos elevemos por encima de nuestras propias cabezas y que seamos capaces de crear cosas que jamás hubiéramos imaginado.

La inspiración nos motiva a emprender proyectos, hace que seamos más productivos, nos ayuda a construir nuestra marca personal y es una cualidad imprescindible para el liderazgo. Sin duda alguna, es una de las claves de nuestro tiempo.

Deja un comentario

  • Nombre (obligatorio)
  • (no será publicado) Email (obligatorio, no será publicado)
  • Website

Escribe tu comentario aquí...

XHTML: Puedes usar estos tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

De conformidad con la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos de que sus datos serán incorporados a un fichero propiedad de EDITORIAL ECOPRENSA, S.A. (en adelante, El Economista) con la finalidad de gestionar su utilización de los blogs. Usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a El Economista. C/ Condesa de Venadito, 1- 3º 28027 Madrid. elEconomista podrá limitar, total o parcialmente, el acceso a sus servicios a determinados Usuarios, así como cancelar, suspender, bloquear o eliminar determinado tipo de contenidos si tuviese conocimiento efectivo de que la actividad o información almacenada y/o difundida es ilícita o de que lesiona bienes o derechos de un tercero. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización que los Usuarios hacen de los servicios y, por consiguiente, no garantiza que los Usuarios hagan un uso diligente y/o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los Usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los Usuarios proporcionan sobre sí mismos. elEconomista excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los servicios y de los contenidos por parte de los usuarios o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que los usuarios proporcionan a otros usuarios acerca de sí mismos y, en particular, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que puedan deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada por un usuario en cualquier clase de comunicación realizada a través del portal.