La tecnología y los recursos básicos lideran el incremento de beneficios en Wall Street

7:30 - 21/02/2018
  • La industria tecnológica ha elevado sus ganancias casi un 20% con respecto a 2016

La temporada de resultados en Estados Unidos ha llegado a su recta final. Hacer un balance no es sencillo ya que la aprobación de la reforma fiscal de Donald Trump a finales del año pasado ha hecho que cualquier estimación o previsión previa haya quedado invalidada. No obstante, los números arrojan un incremento de los beneficios del S&P 500 del casi el 12%, habiendo presentado ya sus cuentas más de 400 de las 500 firmas del selectivo.

Antes del inicio de la temporada de resultados del cuarto trimestre "se esperaba un incremento del 11% en el beneficio", apunta Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank; "Esta cifra finalmente se ha superado ampliamente ya que conocidas las cuentas de aproximadamente un 85% del las empresas del S&P 500, el aumento de beneficio ya lo supera. Esto supondría el mayor crecimiento de beneficio desde 2011", añade López-Gálvez.

Los efectos del nuevo escenario impositivo en Estados Unidos quedan reflejados en que los ingresos del índice han repuntado algo más de un 5% frente al 12% de los beneficios, diferencia que el próximo ejercicio se ampliará hasta los 12 puntos porcentuales, aproximadamente.

Desde BlackRock señalan que "la fortaleza económica ya estaba cambiando el tono de la tendencia de los resultados, sin embargo, la rebaja fiscal y el plan de inversión en infraestructuras echan más gasolina sobre esta tendencia".

El analista de Self Bank destaca "las buenas perspectivas de las propias empresas de cara al futuro. La mayor revisión de expectativas de beneficio se está produciendo en estos 4 sectores: tecnología, industria, sanidad y consumo. El principal motivo para esta revisión al alza ha sido precisamente el efecto positivo de la reforma fiscal, a lo que se unen otros factores como la bajada del dólar o la mejora de la situación económica global", explica.

Así, tal y como se esperaba, la de los recursos básicos ha sido la industria que más ha incrementado sus beneficios. Estas son las acereras, mineras y, sobre todo, petroleras y gasísticas, que han elevado sus ganancias más de un 190% en relación a lo reportado en 2016.

No obstante, partían de unos números muy reducidos y, en muchos casos, de pérdidas, por lo que para que el aumento sea significativo realmente debe mantenerse en el tiempo. Por el contrario, el caso de la tecnología es diferente ya que venía de crecer en los últimos años. En 2017, los 50 valores tecnológicos del S&P 500 han mejorado su beneficio en más de un 19% y continuarán a un ritmo de doble dígito, al menos, hasta 2020, según las previsiones del consenso de analistas que recoge Bloomberg.

"Pensamos que puede seguir creciendo a ese ritmo", sentencia López-Gálvez, argumentando que "vivimos en un mundo en el que internet tiene un peso muy importante, pero es que esto podría no haber hecho más que empezar", concluye.

Facebook, la que más crece de las grandes

Tres de las cinco grandes tecnológicas han incrementado sus beneficios por encima de la media del sector. No obstante, las ganancias de Alphabet se han reducido un 35% precisamente "por las provisiones fiscales extraordinarias". Estos números se explican por un gasto en impuestos de cerca de 10.000 millones de dólares debido a la repatriación de la tesorería con la que cuenta la compañía fuera de Estados Unidos. De hecho, para 2018 se prevé que la matriz de Google vuelva a números récord con más de 29.000 millones de dólares.

Ha sido Facebook la que ha reportado el aumento más destacado de las ganancias entre las blue chips americanas con un 56% sobre los números de 2016, cuando alcanzaron algo más de 10.000 millones de dólares.

"Creemos que el crecimiento de Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Alphabet [FAAMG] se ralentizará con el tiempo, ya que estas acciones no pueden seguir creciendo a un ritmo del 17% anualizado dado su tamaño", explica Peter Garnry, jefe de estrategia en renta variable de Saxo Bank. "Lo que podría reajustar las valoraciones es un deterioro superior al que el mercado está poniendo en precio. Esa también es la razón por la que la temporada de resultados importa mucho para las acciones FAAMG, ya que es la ventana principal de las perspectivas de crecimiento de Wall Street", concluye.