Buscar
última Estrategia
Recomiendo comprar al 50% de un lote McDonald's con stop vinculado a que no pierda los 240 dólares a cierre semanal y buscando objetivos iniciales en los 300-315 dólares.

Un mal dato de ventas al por menor impulsa la bolsa estadounidense

12/03/2015 - 21:58
Más noticias sobre:

En un mercado dominado por los bancos centrales, la especulación de que la Fed podría tener en cuenta el mal dato de ventas al por menor en febrero que se publicó hoy a la hora de subir los tipos, llevó a los inversores a regresar a la renta variable estadounidense durante la jornada.

No es el mundo al revés. El viernes pasado, los datos de empleo que se publicaron en Estados Unidos y reflejaron el buen momento de la economía del país en ese aspecto, llevaron a los inversores a vender bolsa estadounidense de forma destacable. Hoy, tras conocerse un dato de ventas al por menor en febrero que decepcionó con creces a los analistas, el dinero vuelve a la renta variable norteamericana.

La causa de esto podría encontrarse en la divisa de país. El mercado cree que, sin duda alguna, un aumento de precio del dinero por parte de la Fed será recogido por el dólar, que se revalorizará en los cruces que mantiene con otras divisas en el parqué. Por ello, al anticipar que la Fed subirá los tipos próximamente, los inversores quieren aprovechar mayores avances en el dólar y toman posiciones en la divisa, cuyos avances terminan perjudicando a las compañías estadounidenses.

Y es que, con un dólar fuerte, las exportaciones sufren y los beneficios de las empresas que venden fuera de sus fronteras menguan. Quizá por ello estemos viendo durante estos días como el rumor de una subida de tipos que podría estar cercana está llevando a los inversores a comprar bolsa, cuando los datos macroeconómicos que se publican en el país reflejan dificultades y venderla cuando todo parece apuntar a que la recuperación económica de país está más que apuntalada.

Así, el Dow Jones sumó hoy casi un 1,5% en el parqué y el S&P 500 un 1,26%, mientras las bolsas europeas atravesaron una jornada poco destacable con ligeras caídas del 0,23% para el EuroStoxx y del 0,06% en el Dax, mientras el Ibex cedió un 0,09%.

El dólar corrige por primera vez en seis días

Tras seis días de avances del dólar, impulsado durante las últimas sesiones por los magníficos datos de empleo que se publicaron el viernes pasado, hoy la divisa estadounidense ha vuelto a descender en sus principales cruces: el Bloomberg Dollar Index -índice que pondera los 10 cruces más cotizados de la divisa estadounidense- cayó cerca de un 0,4% en el parqué.

Esta caída ha llegado tras conocerse que las ventas al por menor descendieron durante el mes pasado un 0,6%, sorprendiendo negativamente a los expertos que pronosticaron que estas avanzaron un 0,3% durante ese periodo. Por ello los inversores volvieron a desconfiar en el dólar durante la jornada, llevando a los cruces que mantenemos en nuestra tabla de recomendaciones a caer en el parqué: frente a las coronas checa y danesa cedió un 1,2%, mientras la caída fue del 0,6% en el cruce que mantiene con el yen. Eso sí, la estrategia sobre el cruce del dólar con el rand sudafricano logró revalorizarse un 0,39% en la sesión.

Mientras tanto, el euro fue una de las monedas más alcistas de la jornada entre las diez divisas más líquidas del mundo. Frente al dólar estadounidense llegó a recuperar hoy un 1,3% en el parqué, volviendo a cotizar por encima de los 1,06 dólares. La estrategia pro euro que se mantiene abierta en Ecotrader, la que lo cruza con el yen japonés, avanzó un 0,6% en la sesión.

El oro al contado encadena la racha de caídas más larga en 17 años

A pesar de que los contratos de futuro que monitoriza Bloomberg se mantienen planos en la sesión, el precio del oro al contado encadena hoy su novena jornada consecutiva de descensos, en caso de que cierre la sesión con caídas (a las 20:00, hora española, su precio caía un 0,1% aproximadamente).

Los rumores que giran en torno al momento en el que la Fed incrementará los tipos de interés están llevando al precio del metal a caer en el parqué, teniendo en cuenta su condición de refugio que lo presenta atractivo para los inversores en momentos de incertidumbre. Así, una subida de tipos reflejaría que la Fed confía en el buen momento de la economía estadounidense, lo que reduciría el atractivo de los inversores por este tipo de activos.