Más empleo, pero no más riqueza

La tornas comienzan a cambiar. La CEOE augura que se crearán 329.000 empleos en los próximos dos años, con crecimientos inferiores al 2 por ciento anual. Si se cumple este pronóstico (cruzo los dedos para que sea así) significará que la economía ha cruzado “el Cabo de Hornos”, en palabras de Mariano Rajoy, y está en disposición de generar puestos de trabajo con muy bajas tasas de actividad. Esta es la principal lección que hemos sacado de la crisis, para competir hay que mantener costes y salarios contenidos. Si tenemos en cuenta que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, auguró tres años de bajas tasas de inflación, podemos concluir que estamos entrando en una nueva etapa en la que apenas habrá movimiento de nuestra capacidad adquisitiva. Espero que, por lo menos, no vayamos a peor.

Los comentarios están cerrados.