Una decisión sensata

La decisión de Endesa de posponer cualquier medida judicial sobre la opa de Enel y Acciona hasta conocer el folleto de la opa es muy sensata. Nadie hubiera entendido que Pizarro se querellara sin pruebas contundentes contra dos empresas que controlan más del 50 por ciento del capital de su empresa y que, además, ofrecen más dinero (41,3 euros por acción) que E.ON. Sobre todo, cuando el propio Pizarro se ha erigido hasta ahora en defensor de los intereses de los accionistas minoritarios.

Los comentarios están cerrados.