Optimismo moderado

La bolsa española superó ayer los 15.000 puntos, lo que supone una inyección de optimismo para la economía, ya que la evolución de los mercados avanza en medio año la de los datos macroeconómicos. Sin embargo, la mayoría de los analistas aseguran que ésta no es la subida buena y que puede volver a corregir en breve. Desde el último susto por la crisis hipotecaria americana, parece que no existe la misma confianza de antaño en que los mercados sigan subiendo de manera indefinida. Algo se ha roto en la confianza de los inversores.

Los comentarios están cerrados.