El riesgo de la quita de la deuda

Sobre la mesa de Merkel y Sarkozy existe una propuesta para recapitalizar la banca europea, que plantea una quita del 60 por ciento para la deuda griega, del 40 por ciento para la portuguesa y del 20 por ciento para la italiana y la española. De momento es sólo una iniciativa, pero si se llega a aplicar supondría, según los cálculos de elEconomista, que la gran banca española -Santander, BBVA, Caixabank y Bankia- debería aportar 37.000 millones de capital adicional, una barbaridad que dejaría a nuestras entidades financieras temblando para los próximos años y estrangularía el poco crédito que aún hay disponible para las empresas españolas. La vicepresidenta Elena Salgado se llama andana y asegura que aún no existe nada concreto. El problema está en que si esperamos a que la propuesta se concrete, ya no podremos sacudirnos el golpe en los próximos años. Existe una consecuencia peor, la rebaja del ‘rating’ de nuestra deuda encarecería la prima de riesgo y el coste de refinanciación de todas las empresas españolas. Una nueva amenaza, ante la que el Gobierno se muestra despreocupado.

Los comentarios están cerrados.