Rubalcaba se modera

No sé si será por iniciativa propia o por consejo ajeno, pero el discurso de Rubalcaba gira al centro. El impuesto a la banca ya sólo se aplicará cuando vuelva a dar crédito y los constructores no son demonios con orejas y rabo, sino una industria necesaria para la recuperación de la economía, ya que -Rubalcaba dixit- «no se puede pasar del ladrillo al chip». Esto me suena de otra manera, si hubieran reconocido antes sus errores otro gallo nos cantaría. No queremos más iluminados, con políticos normales que digan cosas corrientes nos basta. !Como Rajoy no despabile, este se lo come!

Los comentarios están cerrados.