EEUU vuela

La economía de Estados Unidos creció a un ritmo del 5 por ciento durante el tercer trimestre de este año, el ritmo más alto de la última década. Eso convierte a la economía americana en el motor económico del mundo. El problema es que prácticamente es el único motor que le queda a la economía mundial. Con Europa y Japón, convalencientes, y la economía china en declive, si no fuera por EEUU, probablemente, estaríamos hablando de otra recesión.  El petróleo barato debería dar alas suficientes para impulsar el crecimiento del resto del mundo, de manera que a partir del este año podamos hablar de un nuevo período de expansión de la economía mundial. España puede ser uno de los países que más se beneficie de estas circunstancias, como ha vendio el Gobierno en las últimas semanas. Sólo la aventura nacionalista de Artur Mas y el neopopulismo de Podemos oscurecen el panorama. Crucemos los dedos, para que al final su influencia no sea tan perniciosa como parece.

Los comentarios están cerrados.