Obama se estrena con mal pie

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró ayer que “lo mejor está por llegar”. Sin embargo, unas horas después, Wall Street abrió con una fuerte tendencia a la baja por el temor a que no logre un acuerdo con el Congreso, en manos republicanas, para recortar el déficit presupuestario, que ronda el 10 por ciento. De inmediato, las agencias de calificación amenazaron con rebajas del rating. De la impresión, que todos estaba atado y bien atado, para que las cosas parecieran duraderas hasta las elecciones. Una vez conseguido el objetivo, las agencias de rating recobran su libertad y comienzan a sembrar la incertidumbre en el mercado. Lo cierto es que si Obama no fue capaza e alcanzar un compromiso en los tres últimos años, porqué lo iba a conseguir ahora. Parece que “lo peor está por llegar”. Obama quizá se refería sólo a su situación personal.

Los comentarios están cerrados.