Vivienda

Garantizar el acceso a la vivienda de los jóvenes... ¿una cuestión de Estado?

  • Hoy la mayoría de las viviendas que se adquieren son como inversión
Imagen: Dreamstime.

Garantizar el acceso a la vivienda de los más jóvenes y controlar los precios, tanto de suelos y construcción como de venta, son los principales retos a los que se enfrenta el sector para lograr un crecimiento sostenible y evitar el riesgo de una nueva burbuja inmobiliaria.

Según los máximos ejecutivos de las promotoras Neinor Homes, Aedas Homes, Vía Célere e Insur, reunidos en unas jornadas organizadas en el IESE, para controlar los precios es fundamental que se generen nuevos suelos finalistas, que ya escasean en las grandes ciudades y algunas zonas turísticas.

Para ganar en eficiencia y poder acceder a suelo, el sector tenderá a su consolidación, han insistido los expertos, que consideran que garantizar el acceso a la vivienda de los más jóvenes debería ser una cuestión de Estado.

"Los precios del suelo y de la construcción están subiendo más rápido de lo esperado. Inevitablemente, eso se traducirá en un incremento de los precios finales y no queremos que haya un brusco crecimiento, queremos un aumento paulatino" para asegurar la estabilidad, ha advertido el presidente ejecutivo de Grupo Insur, Ricardo Pumar.

Jóvenes contra inversores

En la actualidad, la mayoría de las viviendas que se adquieren son de reposición o para inversión y muy pocas son de primer acceso, por eso, para que el sector alcance una velocidad de crucero estable y sostenible "tenemos que garantizar el acceso de los jóvenes, que siguen anhelando tener una vivienda en propiedad y que no pueden comprar por la precariedad laboral y los bajos salarios".

Por otra parte, ha lamentado la falta de voluntad por parte de las administraciones públicas para impulsar la creación de suelos finalistas porque, en su opinión, "la fabricación de suelo está satanizada por las malas prácticas del pasado".

"Ha llegado el momento de que las promotoras empecemos a comprar suelo en gestión. Tenemos la obligación de invertir en fabricar suelo", ha dicho Pumar, quien ha recordado que el suelo representa el 50 % del coste de una vivienda y, si no hay nueva materia prima, será "imposible" normalizar precios.

"En 2017, hemos vivido un año de mucha excitación en el mercado, con la llegada de nuevos jugadores y con unos suelos cada vez más complicados de comprar a precios razonables", ha dicho el consejero delegado de Aedas, David Martínez, quien ha advertido de que en algunas zonas de Madrid o Barcelona los precios finales han registrado crecimientos del 20% que son "poco sostenibles".

En su opinión, estos incrementos no son buenos para el sector y ha abogado por una "expansión más ordenada" y una subida de precios acompasada al crecimiento de los salarios.

"Confió en que las cosas se vayan tranquilizando" para evitar caer en errores del pasado, según Martínez, quien ha subrayado que es una cuestión de Estado garantizar el acceso de los jóvenes a la vivienda, para lo que es fundamental su acceso al mercado laboral, así como adaptarse al hecho de que "cada vez vivimos más años".

"El foco se debe poner ahí, no es una cuestión sólo de las promotoras, es una cuestión de Estado. Lamentablemente, no hay conciencia de esa necesidad", ha apuntado el consejero delegado de Vía Célere, Juan Antonio Gómez-Pintado.

En cuanto al suelo, ha recordado que está mayoritariamente en manos de administraciones y bancos y que, debido a la ausencia de buenos planes de vivienda, "están parados y se está generando una especulación que deberíamos evitar".

Por una regulación del suelo

Para acabar con este problema, ha abogado por una regulación de suelo "clara, ágil y transparente" y ha asegurado que si lo políticos no lo entienden el suelo será "un bien especulativo y, consecuentemente, limitará el acceso a la vivienda".

El consejero delegado de Neinor Homes, Juan Velayos, ha apuntado que administración es "el último de Filipinas en entender que hay que cambiar", y ha destacado que el sector debe buscar eficiencias de escala vía consolidación.

No obstante, ha reconocido que al tratarse de un sector muy diversificado geográficamente, habrá que ver si se es capaz de romper con esa barrera para que pueda darse esa consolidación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Sevillo
A Favor
En Contra

El estado esde el que tendria que limitar el precio.

Crear mas, para que? Si hay vivienda a porron!!

Puntuación 2
#1
nicaso
A Favor
En Contra

No hay quien entienda esto. Dice este personal que el suelo puede representar el 50% del coste de una vivienda. Me parece una exageración y más todavía despues de que los bancos no saben como quitárselo de encima como no sea a precios de ganga.

Por otro lado, hay excesivos compradores que no son finales y que se dedican a especular con un bien de primera necesidad generando una demanda que no es real pero que tira de los precios. Por aquí es por donde tienen que atacar y hacer más transparente la compra venta de viviendas. Lo que no se puede es volver a las andadas del pasado

Puntuación 6
#2
Real y dad
A Favor
En Contra

La solución es facil, desgravaciones para los alquiladores que inviertan en mejoras energéticas en los pisos, siempre y cuando estos estén alquilados a largo plazo, y a gente con rentas inferiores a mil euros.

Con eso y el porrón de VPOs que hay, solucionado. Eso si, las VPOs no se podrán vender, ni alquilar por el primer propietario, salvo fallecimiento, divorcio, etc... al precio al que esté la VPO en ese momento.

Otra cosa es que estemos hablando del derecho a vivir en La Castellana u otras zonas...

Lo que está claro, es que el que no gana mas de mil euros, no está para meterse a especular.

Al resto, cuando se hundan los precios de los pisos, que se atengan a las consecuencias.

Puntuación 3
#3
Most
A Favor
En Contra

La única intención de éstos artículos patrocinados es hacer creer que la vivienda se acaba, el típico "corre, corre que quedan pocas y el precio sube". Ya nos ha pasado una vez, ¿caeremos otra vez? ¡Por su puesto! ¿Alguien lo duda?

Puntuación 6
#4