Vivienda - Inmobiliario

Estos son los requisitos para acceder a una de las VPO que Ayuso ya ha puesto en marcha

En los próximos 4 años, la Comunidad de Madrid espera tener 70 000 nuevas viviendas de protección oficial, aunque en algunos casos aumenten el precio: de las 4 categorías de VPO que existían en Madrid hasta ahora (según su ubicación) solo se mantienen 3, por lo que las clasificadas en la categoría D, las más asequibles, pasan a la categoría C aumentando su precio.

Aun así, la buena noticia es la construcción de nuevas VPO, una industria parada desde hace años por el bajo interés de la inversión privada para construir este tipo de viviendas, a causa de una baja rentabilidad que no compensaba a las grandes promotoras.

Pero, para poder optar a uno de estos inmuebles es necesario cumplir con unos estrictos requisitos, si bien la convocatoria es libre y está abierta a cualquier madrileño, o al menos a cualquier residente en Madrid, puesto que esta es una de las grandes condiciones imprescindibles para entrar a formar parte de la lista de espera.

Las nuevas viviendas de uso protegido podrán destinarse a su venta o alquiler, y dependiendo de este serán consideradas protegidas durante 15 o 10 años. También podría darse el caso de utilizarse como alquiler con opción a compra.

Zonas de la A a la C

Hasta ahora, y según real decreto 14/2008, de 11 de enero (B.O.E. 12/01/08) y la orden 116/2008, de 4 de abril de 2008 (B.O.C.M. 04/04/08) en la Comunidad de Madrid existían hasta 4 zonas, A, B, C, D, clasificadas para las VPO dependiendo de su ubicación. Actualmente, la zona D ha sido incorporada dentro de la categoría C.

La zona A conformada por las localidades de Madrid, Alcobendas, Pozuelo de Alarcón, Las Rozas, La Moraleja y San Sebastián de los Reyes, que varían entre los 1.800 euros y los 2.400 por metro cuadrado.

La zona B por municipios de la periferia de Madrid capital como Getafe, Leganés, Ajalvir, Coslada, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Humanes de Madrid, Colmenar Viejo y Mejorada del Campo, entre otros, con un precio estimado de venta entre los 1.470 euros y casi los 2.000 euros el metro cuadrado

Y la zona C que incluye pueblos como Alpedrete, Collado Mediano, Hoyo de Manzanares, Meco, San Agustín de Guadalix... Desde los 1.300 euros por metros cuadrado hasta los 1.700 euros.

Ingresos no superiores 5,5 veces al IPREM vigente

Según la propia página de la Comunidad de Madrid, el requisito básico para acceder a una VPO, ya sea VPPL, viviendas con protección pública de precio limitado, o VPPB, viviendas de protección básica, es ser mayor de edad.

Además, para optar a un inmueble protegido en la Comunidad de Madrid es condición indispensable residir en la región, así como no ser propietario de otra vivienda, en los casos de las VPO destinadas a la venta. Por otro lado, el consistorio de Isabel Diaz Ayuso también recoge unas limitaciones económicas a la hora de solicitar el acceso a una VPO.

En concreto, todas aquellas personas interesadas en una VPPL no podrán superar 7,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), y en el caso de que ser una VPPB no podrá ser superior 5,5 veces al IPREM. Para tal caso, la Ley de Presupuestos (regulador del índice anualmente) establece para 2024 un IPREM mensual de 600 euros, un IPREM anual de 12 pagas de 7.200 euros y un IPREM anual de 14 pagas de 8.400 euros.

Otro de los requerimientos indispensables es que la vivienda se ocupe como máximo un año después de la adjudicación y que se destine como domicilio habitual y permanente. Desde la Consejeria de Vivienda de Madrid, además, recuerdan que los nuevos propietarios sí podrán realizar obras o reformas en las VPO, siempre y cuando obtengan la autorización pertinente del propio organismo.

De igual manera, existe un cupo especial para solicitantes con factores de riesgo como, por ejemplo, jubilados con deudas hipotecarias o con hijos a cargo, personas con discapacidad reconocida o víctimas de violencia de género.

80% menos de VPO

Hace una semana el secretario general de CCOO, Unai Sordo, exigía al Gobierno topar los precios de los alquileres para que, en ningún caso, la partida destinada al mismo superase el 30% de los ingresos. Cantidad, por otro lado, recomendable por las entidades bancarias y basada en la regla de los 50/20/30, que divide los ingresos mensuales en destinados a necesidades (50% de los cuales 30% para vivienda), caprichos (30%) y ahorro (20%).

De otro lado, Sordo también pedía un nuevo impulso a la construcción de VPO, recordando que el último dato disponible al respecto es el de 2022 cuando se levantaron menos de 10.000 viviendas de protección oficial, una caída más que significativa del 82% respecto de las casi 55.000 que se construyeron en 2012. Una década de descenso que comenzó tras la crisis inmobiliaria de 2008, cuando los precios de la vivienda libre quedaron por debajo de las VPO, por lo que ya no ofrecía rentabilidad seguir construyendo viviendas protegidas.

Así, el secretario general de CCOO, ha defendido que no sólo se trata de construir más VPO, sino "también de limitar los precios de los alquileres, sobre todo en esas zonas tensionadas, y de acometer planes ambiciosos desde el Gobierno para movilizar vivienda vacía". "Por tanto, exigimos un salto adelante en materia de promoción de VPO y pedimos al ejecutivo que condicione todos los recursos que transfiera a las comunidades autónomas a que haya un impulso de la vivienda de protección oficial y que habilite a los ayuntamientos para que también puedan declarar zonas tensionadas allí donde los precios de los alquileres y las viviendas son muy altos".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud