Transportes

IAG engorda su deuda a los 10.948 millones por el alquiler de los aviones

  • La nueva norma contable reduce los costes operativos y el beneficio
Foto: Archivo.

La nueva normal contable de los alquileres ha llevado a IAG a reconocer unos "préstamos a largo plazo con intereses" de 10.948 millones de euros en 2018, lo que supone un alza del 65% con respecto a la cifra comunicada en un primer momento. Este aumento responde a la obligación de la compañía de registrar como deuda los compromisos de pago por el alquiler (leasing) de los aviones, edificios y otra serie de activos o equipamientos. Así, la compañía aérea se ha visto obligada a "ajustar su nivel de apalancamiento y pasivos para reconocer los contratos de derechos de uso de aviones", explicó el todavía director financiero de IAG, Enrique Dupuy, en la presentación de resultados del año pasado.

Un reconocimiento que también ha afectado a su activo, que ha pasado de los 28.034 millones de euros a los 32.614 millones de euros, al incluir el valor de la flota en alquiler (3.730 millones de euros), entre otras cosas, y a la cuenta de resultados. Los aviones en leasing son unos 280 de los 573 que tiene la compañía propietaria de Level y Vueling.

Con esta nueva normativa contable (la NIIF 16), los costes operativos se reducen, ya que el pago de las rentas se quita de la parte alta del balance (antes del ebitda) y se contabilizan dentro del apartado de depreciación y amortización de los activos. Así, el ebitda (beneficio operativo bruto) del holding aéreo pasa de los 4.484 millones de euros a los 5.481 millones de euros (el coste de los alquileres de la flota suma 890 millones de euros al año). También han salido de los gastos operativos 129 millones del alquiler de edificios y otra serie de activos que no son aviones. En contraprestación, la depreciación sube en 742 millones, a los 1.996 millones. La normativa también afecta a los costes financieros, que se incrementan en 294 millones por los costes del leasing de los aviones y en 36 millones por el resto de activos.

Al final de las cuentas, el beneficio neto de la dueña de Iberia y British Airways apenas se ha visto afectado por el cambio. según la contabilidad adaptada presentada por la compañía.

Con esta normativa tendría que haber ganado 2.422 millones de euros frente a los 2.481 millones de euros publicados bajo la normativa anterior a 2019. Y es que, ante los mayores costes no operativos, los impuestos que debe pagar por sociedades se han reducido en 16 millones de euros, hasta los 542 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.