Transportes

Arabia Saudí libera 100 millones del AVE a La Meca y da aire a las constructoras

  • El consorcio español logró 14 meses más de plazo para terminarlo

El acuerdo que alcanzaron la semana pasada el consorcio que construye la línea de Alta Velocidad entre Medina y La Meca, en Arabia Saudí, y las autoridades del país incluye la liberación de una parte de las garantías que las empresas españolas debían soportar en la fase de construcción.

El efecto de esta decisión se aproxima a los 100 millones de euros, según explican fuentes conocedoras de las negociaciones. Un importe limitado si se tiene en cuenta que el presupuesto del denominado 'Ave del desierto' supera los 6.700 millones, pero que para algunas compañías con dificultades de liquidez como Abengoa, OHL y Copasa supone un balón de oxígeno muy oportuno.

En el contrato original se establece que la Saudi Railway Organization (SRO) debe pagar el 90% del coste de los trabajos una vez ejecutados, quedando el 10% restante como garantía para la finalización del proyecto en su conjunto. Los miembros del consorcio que integran 12 firmas españolas (Talgo, Renfe, Adif, Ineco, Copasa, OHL, Cobra -ACS-, Inabensa -Abengoa-, Consultrans, Indra, Imathia y Siemens Rail Automation) y dos árabes (Al Shoula y Al Rosan) no lo cobrarían hasta entonces -el plazo de entrega definitivo se ha establecido ahora para marzo de 2018-.

En virtud del nuevo acuerdo, que está pendiente de la firma del Gobierno saudí, Arabia pagará el 95% de los trabajos, de modo que el saldo pendiente hasta la terminación del proyecto se limitará al 5%. El presupuesto de la fase de construcción se estima en unos 2.000 millones de euros. De este modo, esta modificación, que tiene carácter retroactivo, tendrá un impacto positivo conjunto de 100 millones de euros en la caja de las compañías, que se reparte de manera proporcional a su participación en las obras.

14 meses más de plazo

El acuerdo, auspiciado por el presidente de Renfe y del consorcio, Pablo Vázquez, contempla la ampliación del plazo de ejecución de la infraestructura en 14 meses, de forma que la nueva fecha de entrega será marzo de 2018 -supeditado a que las empresas chinas y saudíes que realizan los trabajos previos cumplan sus compromisos-. No en vano, si estos nuevos atrasos llegan a producirse -situación que en el seno del consorcio consideran probable-, la SRO estará obligada a desembolsar ciertas compensaciones.

La construcción de la infraestructura presenta un avanzado grado de ejecución, de la que se encargan OHL y Copasa. Los puntos más retrasados corresponden al enlace con el Aeropuerto de Kaia y el tramo más próximo a La Meca.

Asimismo, Arabia inyectará 600 millones de riyales (unos 150 millones de euros al cambio actual) para compensar a las firmas españolas por los sobrecostes, culminar las estaciones diseñadas por el arquitecto Norman Foster y acometer una explotación comercial preliminar o bajo demanda de la línea ferroviaria desde diciembre de 2017.

El próximo viernes tendrá lugar una reunión de los socios del consorcio para evaluar el acuerdo, por el que el consorcio español ha renunciado al arbitraje internacional que ya había iniciado.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0