Transportes y Turismo

Los mejores destinos para hacer yoga

Madrid

De cara al próximo Día Mundial de la Relajación, Civitatis ha recogido en un listado los mejores rincones del mundo donde practicar yoga.

Los viajes son ideales para conocer nuevas culturas, pero también para romper con la rutina y desconectar del ajetreo diario. Por ello, cada vez más personas destinan parte del viaje a realizar prácticas que ayuden a alcanzar el bienestar y la paz espiritual que tanto desean. El yoga es, sin duda, una de las mejores disciplinas para conseguirlo.

Civitatis ha seleccionado los mejores destinos para hacer yoga alrededor del planeta con motivo del próximo Día Mundial de Relajación, que tendrá lugar el 15 de agosto.

Rishikesh, capital mundial del yoga

Rishikesh, en la India, es conocida como la capital del mundo del yoga. Para muchos, también es la cuna de esta práctica. Situada en las estribaciones de la cordillera del Himalaya y bañada por el río más sagrado de India, las calles de Rishikesh están repletas de centros que imparten clases de hatha o ashtanga.

Sus tiendas venden todo tipo de material para practicar yoga y los ashrams, espacios en los que se cultiva la espiritualidad mediante la meditación, y gurús proliferan a ambas orillas del Ganges, donde se realizan muchas ceremonias espirituales. Incluso, una vez al año celebran el International Yoga Festival, uno de los eventos yoguis más importantes del planeta.

Ibiza, la cara más espiritual de la isla balear

Esta idílica isla de las Baleares no es solo conocida por la fiesta. Sus paisajes mediterráneos son la fuente de inspiración perfecta de miles y miles de viajeros que buscan conectar con su interior.

En Ibiza se organizan cada año cientos de retiros de yoga, e incluso si solo queréis asistir a algunas pocas clases durante una escapada por la isla, en las localidades más turísticas encontraréis un sinfín de escuelas de yoga y terapias holísticas para cumplir con vuestro cometido.

Existen más destinos para hacer yoga en España, por su mezcla de oferta y paisajes que quitan el aliento. Fuerteventura, Lanzarote o Tarifa pueden ser también una maravillosa opción.

Ubud, yoga en la isla de los dioses

Aunque el yoga no forma parte de la tradición y cultura balinesa, la armonía que desprenden las gentes de esta isla de Indonesia en conjunción con la naturaleza crea una atmósfera zen perfecta para la práctica de esta disciplina.

En concreto, en Ubud es posible encontrar un lugar particularmente mágico a pesar de ser un destino muy turístico desde hace años. ¿Serán las fascinantes ceremonias que celebran los lugareños? ¿O las esencias aromáticas de las varitas de incienso? Quizá sea el impresionante entorno natural lleno de arrozales y volcanes. Sea por lo que sea, esta localidad está llena de estudios y escuelas de yoga donde aprender las mejores posturas para relajar cuerpo y mente.

Tulum, el paraíso mexicano perfecto para conectar con tu interior

Este paraíso tropical rodeado de impresionantes playas y un ambiente tranquilo es, sin duda, uno de los mejores destinos para hacer yoga. La ciudad, ubicada en la costa este de la península de Yucatán, siempre ha sido considerada un lugar mágico al que han acudido muchos visitantes en busca de paz.

Además, Tulum destaca por la preservación del medio ambiente y la importancia que otorga a la sostenibilidad. En muchos de sus hoteles y escuelas se pueden practicar diferentes tipos de yoga. Ashtanga, hatha, vinyasa… Por si fuera poco, Tulum no solo tiene unas playas maravillosas, sino que también cuenta con una gran cantidad de ruinas mayas perfectas para descubrir la historia y cultura de la región.

El Algarve y sus paisajes atlánticos, el mejor escenario para hacer yoga

Otro de los mejores destinos para hacer yoga es Portugal, especialmente el sur del país, en el Algarve. Esta zona es popular entre los yoguis por su espectacular paisaje atlántico y su clima templado durante la mayor parte del año. Además, es uno de los lugares ideales para hacer surf de Europa por sus famosísimas olas. Lagos, Faro, Albufeira, Tavira… Quien busque un destino que combine el yoga y el surf, encontrará en la costa sur de Portugal es el enclave ideal para dar rienda suelta a estas dos grandes prácticas.

Un poco más al norte, en Cascais, muy cerca de Lisboa, existen también numerosas opciones para participar en sesiones de yoga matinales y luego desconectar en la playa. En definitiva, este país es un lugar estupendo para relajarse y entrenar el mindfulness.

Koh Samui y Koh Phangan, yoga en las islas más paradisíacas de Tailandia

La isla de Koh Samui está considerada uno de los mejores destinos del mundo para hacer yoga. Entre sus innumerables encantos, alberga muchos espacios de retiro que ofrecen programas de yoga y detox frente al mar. En todos ellos se pueden aprender diferentes tipos de esta práctica, meditación, técnicas de respiración, e incluso se puede disfrutar de centros de hidroterapia y saunas.

Para quien busque algo todavía más remoto, otra isla que no puede faltar en este listado es Koh Phangan, conocida por su Full Moon Party. La mediana de las islas del Golfo de Tailandia es un lugar ideal para combinar unas vacaciones de playa con clases de yoga, y cuenta además con numerosos sitios de retiro espiritual a los que solo se puede acceder en barco.

Hawái, yoga entre volcanes

Hawái es un lugar lleno de espiritualidad, con imponentes volcanes, cascadas, una naturaleza increíblemente diversa y un clima de lo más agradable durante todo el año. Con razón es uno de los mejores destinos del mundo para hacer yoga. Un archipiélago volcánico que rebosa magia por sus cuatro costados.

Se dice que los trópicos del Pacífico poseen una energía mística y especial. Por este motivo, muchos turistas van a estas islas para descubrirlo en primera persona. Poco a poco también han ido apareciendo estudios de yoga y escuelas que ayudan a los visitantes a conectar con esa armonía que desprende.

Costa Rica, ¡Pura Vida! ¡y puro yoga!

Por su enorme riqueza natural y por ser el destino por excelencia de los deportes de naturaleza, este país centroamericano se ha convertido en el lugar perfecto para llevar a cabo esta disciplina. Cada vez son más los centros de retiro espiritual y las escuelas de yoga que apuestan por alejar a los visitantes de cualquier tipo de distracción.

Uno de los mejores destinos dentro del país es Santa Teresa, en Puntarenas. Esta pequeña y bohemia localidad está repleta de centros de yoga que realizan cursos para convertir a sus alumnos en verdaderos profesionales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin