Telecomunicaciones y tecnología

Cuatro canales de la TDT cumplen dos años sin llegar al 1% de audiencia

  • TEN congela la producción propia y Real Madrid TV no remonta con cine

La ultima hornada de canales de la TDT ha soplado las velas de su segundo cumpleaños sin llegar al 1% de audiencia. TEN, Real Madrid TV, Be Mad y DKiss empezaron a emitir en abril de 2016 y desde su estreno difícilmente han superado el 0,5% de share de media, pese a la apuesta por los contenidos propios y el lavado de cara al que se sometieron el año pasado.

Atreseries, de Atresmedia, es la única de las nuevas cadenas que ha logrado superar el umbral del 1% de audiencia. Así, cerró abril con una cuota de pantalla del 1,2%, gracias a su apuesta por las series y la suma, poco a poco, de programas de producción propia sobre los capítulos emitidos, como los debates o los programas temáticos.

Producciones de EEUU

Por su parte, TEN y Be Mad, que tras haber apostado por los contenidos propios han terminado llenando sus parrillas de docudramas estadounidenses o australianos, como Con las manos en tu casa o Empeños en Bervely Hills en el caso de la cadena de Secuoya. En esta línea, el canal pequeño de Mediaset, que terminó abril con un share del 0,6%, el mismo que tuvo en enero y apenas una décima más que en abril de 2017, ha llenado su parrilla con reemisiones de programas de Cuatro, como Ven a cenar conmigo, docushows como Chapuzas estéticas, y algún programa de corte informativo que apenas ocupa dos horas en la escaleta. En un primer momento, Mediaset quiso apostar por más contenido propio con Mercedes Milá o Rafa Lomana, pero se han ido cancelando.

Por su parte, TEN, que registra una audiencia del 0,4% el mes pasado, anunció el año pasado un aumento de la inversión para desarrollar contenidos propios y adquirir grandes formatos de éxito. Raúl Berdonés, presidente de Secuoya, quería transformar por completo la parrilla de la cadena para darle un impulso y alcanzar el 2% de audiencia al que aspiraba cuando lanzó el canal a finales de abril de 2016. Tras la apuesta por los contenidos propios con un reality de Rosa López o el programa de cocina saludable, Cómete la vida, TEN dejó de emitir contenidos propios en febrero de este año. Fuentes de la productora explican que el parón en la emisión "es temporal" y que "en el corto medio plazo" volverán a la parrilla. En un primer momento, se realizarán reemisiones de programas propios en horarios distintos aunque ya "están trabajando en nuevos proyectos".

Así, la programación de los canales de Secuoya y Mediaset poco a poco ha ido acercándose al modelo de DKiss, que se surte de los contenidos de Discovery y se centra en programas sobre sobrepeso y cuidados personales, realizados en EEUU. DKiss tiene una audiencia que ronda el 0,8%.

Otra cadena que tampoco termina de remontar, pese al lavado de cara de su parrilla es Real Madrid TV, que cerró abril con un share del 0,3%. El canal del equipo blanco no logra hacerse con el favor del público con las emisiones de los partidos del Alevin A y Cadete B del Real Madrid, por lo que en 2017 decidió emitir cine y lanzar un nuevo programa: 90 minuti, de Miki Nadal. El espacio deportivo del humorista ha cumplido 300 programas y sigue en el aire, mientras que las películas no atraen al público.

Por último, la Conferencia Episcopal se hizo con una licencia para 13TV, que hasta entonces emitía a través de un canal alquilado. El año pasado también dio un giro radical a su imagen y a su parrilla, que estaba muy politizada, pero finalmente cerró 2017 con unas pérdidas de 10 millones, mientras la audiencia ha subido al 2,1%.

Publicidad y tele de pago

Las cadenas más jóvenes de la TDT tienen problemas para crecer en audiencia, mientras que la publicidad, que en un 90% va a Mediaset y Atresmedia, no termina de llegar. Además, se enfrentan a un nuevo competidor: los canales temáticos de la tele de pago. Estos mantienen una audiencia conjunta más elevada (7,7%) y cada vez más personas ven la televisión a través de las plataformas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Usuario validado en elEconomista.es
urquiola
A Favor
En Contra

Quizás se pudo mantener la TV analógica, desconozco los detalles técnicos, pero hay contenido como pitonisas y echadores de cartas, contactos, y cine sicalíptico, por no entrar en la polémica 'erotismo-pornografía', por ejemplo eróticos eran los 'Cuentos morales' de Eric Rohmer, más bien sofisticada inmoralidad, mientras los 'cuentos inmorales' de Valerian Borowczyk eran 'cuentos guarros', que le decía a Pedro Almodóvar sobre sus películas la que le parió.

Sería bueno tener todos esos subproductos fuera del zapping, fuera de asaltar a menores, confinarlos a los canales de TV analógica.

Puntuación 5
#1