Tecnología

Bruselas propone que los europeos puedan ver contenidos comprados online en cualquier otro país

  • "Para poder llevárselos con ellos a cualquier parte que vayan"
  • En el marco de la reforma futura del sistema de copyright
El comisario de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger. eE.

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles una normativa para eliminar en 2017 las restricciones que impiden en la actualidad que los europeos que adquieren contenidos online en su país -de prepago o a través de una suscripción y ya sean películas, emisiones deportivas, libros electrónicos, música o juegos- puedan verlos en el extranjero cuando viajan a otros países en la Unión Europea.

"Queremos garantizar la portabilidad del contenido transfronterizo. La gente que legalmente compra contenido, películas, libros, partidos de fútbol, series de televisión, debe poder llevárselos con ellos a cualquier parte que vayan en Europa. Esto es un cambio real", ha explicado el vicepresidente de la Comisión Europea responsable del Mercado Digital Único, Andrus Ansip.

El comisario de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger, ha confiado en que los Gobiernos de los Veintiocho y la Eurocámara den su visto bueno a la propuesta para "garantizar que la portabilidad se convierta en una realidad para los consumidores europeos en 2017 para que puedan disfrutar de su contenido favorito también cuando viajan en la UE y sin miedo a recargos de roaming, que acabarán a finales de 2017".

Protección de consumidores

El Ejecutivo comunitario también ha presentado este miércoles otra propuesta normativa para mejorar la protección de los consumidores cuando compran online y para ayudar a las empresas a vender en otros países de la UE sus productos y servicios.

En concreto, ha presentado dos propuestas para facilitar que consumidores puedan obtener un remedio o el reembolso cuando adquieren un producto defectuoso revirtiendo la carga de la prueba durante el periodo de garantía del producto.

De este modo, los consumidores no tendrían que aportar pruebas de su defecto en el momento de la entrega y se permitiría que si un consumidor se descarga un contenido digital que no funciona adecuadamente pueda pedir que se resuelva el problema y, si no es posible, obtener una reducción en el precio o terminar el contrato y obtener el reembolso pleno.

Normas para vender online

A fin de facilitar la comercialización de sus productos a las empresas, especialmente las pequeñas y medianas empresas en la red, la Comisión Europea ha propuesto armonizar los derechos contractuales, es decir, que las empresas se rijan por las mismas normas contractuales para vender productos online.

El Ejecutivo comunitario calcula que cada empresa podrá ahorrar unos 243.000 euros gracias a las nuevas normas si quiere vender al resto de los Estados miembros, dado que en la actualidad una empresa se enfrenta a un gasto adicional de 9.000 euros sólo por la adaptación a la legislación contractual nacional en cada país al que quiera vender.

Se trata de las primeras propuestas normativas que presenta el Ejecutivo comunitario y que forman parte de la estrategia que presentó el pasado mes de mayo para hacer realidad el mercado único digital.

Excepciones al copyright

El Ejecutivo comunitario también ha presentado un marco para modernizar el sistema de copyright en la Unión Europa que, entre otros, prevé facilitar la concesión de licencias para el acceso transfronterizo a contenido y mejorar la distribución transfronteriza de programas de televisión y radio en Internet a través de la revisión de la directiva sobre el Satélite y el Cable y presentará propuestas legislativas concretas en los próximos seis meses.

Además, el Ejecutivo comunitario prevé asimismo garantizar "excepciones al copyright" con el objetivo de "permitir que trabajos protegidos por copyright se puedan utilizar, en circunstancias definidas, sin la autorización previa" y también evaluará "la necesidad de reducir la incertidumbre legal" para los usuarios de internet que suben fotos de edificios y obras de arte públicas ubicadas en la calle, la actualmente conocida como 'excepción de panorama'.

Por lo que se refiere a la remuneración justa del trabajo de los creadores, la Comisión Europea evaluará si los beneficios de la utilización en la red de los contenidos "se reparte de forma justa" y si la utilización online de obras protegidas por copyright a raíz de inversiones de los creadores y las industrias creativas están "adecuadamente autorizadas y remuneradas a través de licencias".

No habrá impuestos a vínculos a contenidos protegidos

En este contexto, el Ejecutivo comunitario ha avanzado que aunque estudiará el papel de los servicios de noticias agregadas seguirá un enfoque "proporcional" y ha dejado claro que no se exigirá que los usuarios paguen por compartir un hipervínculo a contenido protegido por copyright, es decir, no habrá impuestos a los hipervínculos.

También revisará si hacen falta medidas a nivel europeo para aumentar "la certidumbre lega, transparencia y equilibrio" en el sistema que gobierna la remuneración de los autores y creadores en la UE, teniendo en cuenta también las competencias de los Estados miembro y trabajará en un marco para cortar el flujo financiero de empresas que se benefician de la piratería y promover acuerdos en primavera con los tenedores de derechos copyright, empresas de publicidad, proveedores de servicios de pago y asociaciones de consumidores.

También mejorará las normas de la UE para que se respeten los derechos de propiedad intelectual y cómo se puede retirar el contenido ilegal que ofrecen intermediarios en la red de forma más eficaz.

Igualmente, se propone revisar las normas europeas para facilitar la utilización de tecnologías de 'minería de datos y texto' destinadas a facilitar la extracción de información relevante de un banco de datos enorme por parte de investigadores, promover normas más claras para regular los cursos online, facilitar el acceso a más contenido por parte de personas discapacitadas y ayudar a dar nueva vida a obras que ya no se comercializan.

El comisario de Agenda y Sociedad Digitales ha explicado que la reforma del copyright en Europa busca garantizar un marco "estimulante, justo, premios para la inversión en creatividad y que facilite a los europeos acceder y utilizar contenido legalmente", para lo que entre otros, están trabajando sobre el papel de las plataformas e intermediados online a fin de traducir el plan de la Comisión en "propuestas concretas" y ha confirmado que presentarán "en la primavera del año que viene" la reforma.

"Nuestro objetivo es ampliar el acceso de la gente a contenidos culturales online y apoyar a los creadores. Queremos reforzar la investigación y el desarrollo europeo, utilizar tecnologías como la minería de datos y texto", ha concluido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0