Tecnología

Samsung apuesta por MicroLED y Neo QLED en su nueva gama de televisores

  • Las nuevas tecnologías mejoran la calidad de imagen
  • Tienen juegos en la nube e integración con NFTs

Los nuevos televisores de Samsung abrazan completamente las nuevas tecnologías de paneles para obtener una calidad de imagen superior, ampliando la gama con más tamaños y funciones.

Samsung quiere ofrecer una alternativa clara a los televisores OLED, que han demostrado las ventajas de que cada pixel individual brille por sí solo: un contraste 'infinito' y una gran nitidez en la imagen. Para enfrentarse a eso, Samsung apuesta por MicroLED, una tecnología similar en el sentido de que sus paneles están compuestos de pequeños puntos que producen su propia luz y color.

Los nuevos modelos de televisores MicroLED de Samsung presentados con motivo del CES 2022 presumen de nada menos que 25 millones de LEDs en escala del micrómetro para obtener una imagen 4K brillante y con negros 'perfectos'. Los nuevos modelos además son muy grandes, cubriendo 89 pulgadas, 101 pulgadas y 110 pulgadas, por lo que son una seria alternativa para los 'cines en casa'.

Visualmente, Samsung promete que la gran ventaja será la escala de grises de 20 bits, lo que permitirá reproducir colores de manera más precisa, cubriendo las gamas de color DCI-P3 y Adobe RGB al 100%; el excelente brillo, que tiene un millón de niveles, permitirá obtener un mejor rendimiento en HDR, siendo compatibles con HDR10+. Para conseguir la mejor calidad de imagen, tienen dos modos de calibración, uno que dura sólo 30 segundos y otro más avanzado que dura 10 minutos. Para jugadores, son compatibles con FreeSync Premium de AMD, disponible en consolas como la Xbox Series X y en ordenadores.

Samsung ha aprovechado para renovar su sistema operativo, Tizen OS, con más recomendación de contenidos, más apps (incluyendo todas las de Samsung) y funciones para jugar en la nube; los nuevos modelos vendrán con Google Stadia y Nvidia GeForce Now preinstalados, por lo que no necesitaremos consola si tenemos una buena conexión a Internet. Estos televisores también representan la apuesta de Samsung por los NFT, con la posibilidad de comprar obras de arte que mostrar en el televisor.

La otra gran apuesta de Samsung será la tecnología MiniLED, más parecida a los paneles LED convencionales (y por lo tanto, más barata) pero con una mayor cantidad de LEDs traseros para iluminación, lo que se traduce en un mayor contraste. Samsung usa esta tecnología en sus televisores Neo QLED, y la ha mejorado en sus nuevos modelo ofreciendo niveles de brillo de 14 bits, frente a los 12 bits de los modelos de 2021. Eso supone que los nuevos modelos tienen 16.384 niveles de brillo, una gran diferencia respecto a los 4.096 niveles actuales. Eso los hace más capaces en HDR (son compatibles con HDR10+).

Las grandes novedades llegan en forma de algoritmos para mejorar la imagen, como uno que detecta la forma de los objetos en la imagen para mejorar la precisión del brillo, uno de los inconvenientes de los paneles MiniLED. También es capaz de reconocer objetos frente al fondo para hacerlos destacar más, añadiendo una sensación de profundidad; es algo que también se usa para emular el sonido de objetos que están pasando de una parte de la pantalla a otra. Por último, el nuevo modo EyeComfort usa sensores y datos como la hora del día para ajustar el brillo y el balance de blancos automáticamente. Los modelos Neo QLED también obtendrán las novedades de TizenOS, incluyendo la selección de contenido y la integración con NFT.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin