Tecnología

Un portátil con fibra de carbono y una marca legendaria: probamos el Porsche Design Acer Book RS

  • Destaca por un diseño con materiales 'premium'
  • La pantalla es de 14 pulgadas de tecnología IPS

El Porsche Design Acer Book RS aplica diseños y materiales asociados con los deportivos de la marca a un portátil muy ligero y completo.

No es que Porsche haya decidido abandonar los 911 y dedicarse a fabricar portátiles. Este modelo en realidad ha nacido gracias a su división Porsche Design, que nació con la intención de licenciar la popular marca a productos de gama alta, los únicos verdaderamente apropiados para esta. Acer es uno de los fabricantes del sector tecnológico que ha obtenido una de estas licencias, aunque no es la única; Huawei, por ejemplo, también lanzó un reloj inteligente inspirado en Porsche.

Pero si hablamos de Acer, tenemos que hablar de ordenadores portátiles, por supuesto; pero, ¿cómo aplicar lo que conocemos de la marca de Stuttgart a un simple portátil?

Un diseño único

La diferencia más obvia del Porsche Design Acer Book RS respecto a cualquier otro portátil de Acer, o de cualquier otra marca en realidad, está en el diseño y los materiales usados. Antes he dicho que Porsche Design está centrado en productos de gama alta, y eso se nota en este portátil incluso cuando está cerrado.

Eso es porque la cubierta del portátil está fabricada en fibra de carbono, el mismo material usado en coches de competición y, por supuesto, en los Porche más deportivos; es una pieza cortada con diamante con máquinas CNC, que trae varias ventajas consigo. Para empezar, la fibra de carbono es un material muy resistente pero, al mismo tiempo, es muy ligero; por eso lo usan en la Formula 1, para reducir el peso al mínimo sin afectar a la integridad estructural del coche.

La otra gran ventaja es estética; la fibra de carbono tiene un patrón muy característico y fácil de identificar, que ha sido copiado hasta la saciedad. Seguro que en más de una ocasión has visto fundas de móvil con pegatinas que imitan la fibra de carbono. Aquí no hay imitación, es fibra de carbono real y eso no es barato ni está al alcance todo el mundo, especialmente con una pieza tan grande como esta. Pese a que el portátil no tiene muchos más detalles en el exterior, esta pieza es suficiente para llamar la atención; para rizar el rizo, tenemos el nombre de Porsche Design en la parte superior, con un grabado resaltado que hace que destaque lo suficiente, pero no demasiado.

Curiosamente, pese a todos estos detalles, este es un detalle que puede pasar desapercibido; el resto del chasis está fabricado en metal y aunque el color plateado es de una tonalidad mucho más atractiva que en portátiles más baratos, por lo demás no hay luces ni grandes logotipos que llamen la atención, lo cual agradezco en este caso. El diseño sutil hace que sólo los que realmente sepan lo que están mirando puedan apreciarlo, lo que suma a la sensación de exclusividad que da.

La ligereza de la pieza de fibra de carbono, junto al diseño del portátil, hace que este Acer Book RS pese apenas 1,2 kg; está muy bien, aunque hay que tener en cuenta que no es un portátil de tamaño completo, y se queda en las 14 pulgadas. Aún así, es extremadamente fácil cogerlo y llevarlo encima.

El único aspecto del diseño que creo que puede mejorar está en la parte inferior, que no se diferencia en nada de un portátil Acer convencional; me hubiera gustado ver algún detalle que lo hubiera diferenciado, aunque sea unas salidas de aire inspiradas en algún modelo de Porsche.

Buena experiencia de uso

Una vez abierto, el Porsche Design Acer Book RS está a la altura de lo que podríamos esperar de un portátil convencional, pero no va más allá. La pantalla es el mayor punto positivo de la experiencia, un panel IPS de 14 pulgadas que, aunque sólo tiene resolución 1080p, ofrece una imagen nítida y de calidad. En concreto, disfrutar de contenido multimedia es lo mejor que podemos hacer, desde películas a vídeos de Youtube, gracias al buen contraste y tratamiento de los colores, aunque no presuma de ninguna certificación HDR y sólo presuma de cubrir el 100% de la gama de color sRGB.

Los bordes son muy finos y se mantiene la webcam en su lugar. Un detalle curioso es que es una pantalla táctil, pese a que la bisagra no se puede abrir demasiado y por lo tanto, no se puede usar como una tablet; también destaca que esté protegida por Gorilla Glass 2 con protección antimicrobiana, algo que no estoy seguro de que realmente fuese necesario.

Siguiendo con el hardware, me agrada la variedad de conexiones disponibles, si bien no su número. Tenemos dos puertos USB-A 3.2 Gen 2 para la máxima velocidad de transferencia, y un HDMI para conectar un monitor externo, algo que se agradece. Pero sólo tenemos un puerto USB-C Thunderbolt 4, que además, también es el que se usa para cargar la batería; así que comprar un adaptador 'hub' es obligatorio si queremos usar el USB-C mientras cargamos el portátil. Para la seguridad, tenemos un lector de huellas dactilares, pero está incrustado en el touchpad, lo que puede molestar al tacto, aunque no afecta al funcionamiento.

De hecho, lo peor que puedo decir de este portátil es que, cuando lo usamos, es como otro Acer cualquiera. Esto no es una crítica a Acer, ni mucho menos, es sólo que todo lo que hace especial a este portátil está en el exterior, y no en el interior, donde nos encontramos un procesador de 11ª generación Intel Core acompañado de una GeForce MX350; por lo tanto, es suficiente para trabajar y navegar, con algunas sesiones de juego con títulos poco exigentes, pero no es un portátil gaming ni pretende serlo.

Sólo dos detalles nos recuerdan que estamos ante un portátil especial cuando lo tenemos abierto: el logotipo de Porsche Design encima del teclado, y un fondo de pantalla exclusivo inspirado por la fibra de carbono y las líneas del portátil. Por lo demás, no tenemos programas especiales, pero sí mucho del "bloatware" por el que es famosa Acer, con muchas aplicaciones preinstaladas y "promociones" que realmente no usarás nunca y que sólo molestan.

Es algo raro ver este tipo de cosas en un portátil 'premium', pero lo que más me ha impactado es ver una pegatina promocional. Este es un mensaje para Acer: Si tienes un diseño tan limpio y 'premium' como este, lo último que deberías hacer es pegarle una pegatina, y más si es tan llamativa como esta; el mensaje es bueno (Acer fue elegido como el mejor servicio de atención al cliente en informática de consumo), pero este tipo de marketing no tiene lugar en un producto como este.

Especial, pero podría serlo más

No cabe ninguna duda de que el Porsche Design Acer Book RS es un portátil especial. En pocos sitios encontrarás una pieza de fibra de carbono y un diseño tan elegante y bonito como este.

Es precisamente por eso que el resto de elementos de este portátil me provocado tanto rechazo; por si solos no me hubieran molestado, pero el contraste entre el premium y el lujo con otros aspectos más propios de un portátil de 600 euros duele demasiado.

Especialmente porque este portátil no es barato. Su precio empieza en los 1.799 euros, y está disponible en un pack 'premium' con el Core i7, una bolsa de viaje y un ratón exclusivo, por 2.399 euros. Si eres un fanático de Porsche, o quieres algo que vaya a juego con tu nuevo Taycan, es una inversión que merece la pena; pero si no es así, debes plantearte hasta qué punto el diseño es un aspecto importante a la hora de elegir un portátil.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin