Tecnología

Fitbit busca comprador y crecen los rumores en torno a Google por su potencial frente al Apple Watch

El Apple Watch es el reloj inteligente más avanzado del momento. Sus características le sitúan muy por delante de la competencia algo que le ha pasado factura a sus rivales, entre ello a Fitbit, que estaría buscando comprador.

Según detalla Reuters, el fabricante de wearables ha estado en conversaciones con un banco de inversión para explorar posibilidades de venta en medio de su estrategia para pasar de medidores de actividad física a relojes inteligentes más baratos (pero también menos avanzados).

Esta venta habría sido encomendada a Qatalyst Partners, quien apunta a que la compañía no sólo podría atraer el interés de firmas de capital privado, sino de la propia Google, que en los últimos meses ha vuelto a poner interés en el desarrollo de los dispositivos wearables.

Google lanzó Android Wear en 2014 y no fue hasta 2018 cuando relanzó la marca bajo la denominación de Wear OS. Su ritmo de actualización de este software ha sido de perfil bajo, tanto que Samsung ha optado por usar Tizen. Ahora, Fitbit pinta como una oportunidad para que Google vuelva a entrar en el terreno de los wearables a competir contra Apple.

Fitbit, en una posición complicada

El cambio de estrategia de Fibit y la delantera del mercado que se encuentra enarbolando Apple ha hecho que Fitbit se encuentre en una posición complicada.

La compañía recortó su pronóstico de ingresos para 2019 en julio, culpando a las decepcionantes ventas de Versa, su recién lanzado reloj inteligente más barato, que salió al mercado a partir de 160 euros. 

Lo cierto es que esta opción no ha conseguido cautivar al mercado ya que los consumidores que buscan un dispositivo de altas prestaciones están apostando por el Galaxy Watch de Samsung o el Apple Watch (cuyo precio de entrada ahora se sitúa en los 229 euros). O bien, optan por medidores de actividad más baratos de Xiaomi o Huawei cuyas funciones básicas también están disponibles en Fitbit.

En caso de que Google comprase Fitbit, el desarrollo tecnológico de la compañía podría servir a la empresa de Mountain View para impulsar su gama de productos Pixel, que pese a contar con smartphones, tablets o portátiles no cuenta con ningún reloj inteligente aún.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.