elEconomista.es

Sin miedo a un 'Brexit' duro, los helicópteros de Leonardo verán el beneficio crecer un 90%

La compañía aeronáutica italiana cuenta con muchas alianzas en el Reino Unido, como la que estableció con Westland en los albores del siglo, la colaboración estrecha con BAE Systems y su pertenencia al consorcio UK Dragonfire, que busca desarrollar la primera arma láser. Sin embargo, la posibilidad de un Brexit duro no asusta en Roma, donde está la sede de Leonardo. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

elEconomista.es

¿Quiénes son los hutíes y qué hay detrás de los ataques al petróleo de Arabia Saudí?

El ataque de los rebeldes hutíes contra las instalaciones saudíes de Aramco no es un hecho aislado. Este acto es movimiento más de la guerra civil que se lleva librando en Yemen desde 2014 y en la que Arabia Saudí es uno de los países más implicados en un intento por impedir que Irán incremente su influencia en una región que está dividida entre ambas potencias.

elEconomista.es

Un siglo tras una colosal equivocación

Celebramos ahora el que parece definitivamente liquidado panorama que surgió hace exactamente un siglo, tras la I Guerra Mundial. Ha durado prácticamente cien años la radical desaparición de lo sucedido entonces. Evidentemente, los economistas más serios percibieron que el sendero iniciado con el Tratado de Versalles conducía a una catástrofe segura. Basta, en este sentido, recordar lo que Keynes señalaba en el capítulo 6 de su “The economic consequences of the peace”, titulado “Europa después del Tratado”. A partir de ahí tuvieron lugar cuatro colosales acontecimientos. En primer término, el castigo a Alemania en forma de daños económicos prácticamente irreparables que culminaron con una de las inflaciones más desastrosas que se recuerdan. Por otro lado, tuvo lugar el hundimiento de los mercados unificados de cuatro grandes imperios, porque, como consecuencia de la Guerra y de una serie de reacciones nacionalistas, se desperdigaron en multitud de pequeños estados independientes el Imperio Austriaco, el Turco, el Ruso, y el recién nacido Imperio Alemán que siguió a la victoria contra Francia culminada en 1870. Ese alud de países independientes creaba, forzosamente, retraso en todos ellos, por sus pequeñas dimensiones. Simultáneamente, un tercer motivo de caos fue el generado por la Revolución Rusa que llevó al triunfo del partido bolchevique con Lenin a la cabeza, pero que tuvo parciales imitaciones en toda Europa, con casos tan notorios como los del movimiento espartaquista alemán, con los mensajes de Rosa Luxemburgo, o en el caso de España con el alzamiento violentísimo del mundo obrero, sobre todo en lo ocurrido en Cataluña, basado esencialmente en el anarquismo, y que, por ejemplo en Asturias, derivó hacia un mayor acercamiento a los modelos alemán y ruso, o sea hacia el socialismo. Pero a estas tres realidades se debe añadir una cuarta: el nacionalismo por doquier en la política económica, con una ruptura considerable, que desde luego venía de más atrás, en forma de pérdidas de globalizaciones económicas. Recordemos lo que, bastante poco antes de la I Guerra Mundial, señalaba en este sentido Flores de Lemus en su correspondencia con el ministro García Alix.

© Copyright Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies