elEconomista.es

Brasil es la economía que mejor resiste el embate de los populismos

Mientras las grandes economías de América Latina sucumben al virus del populismo, Brasil se mantiene firme a pesar de un mal dato de crecimiento de naturaleza coyuntural en el sector minero-industrial. Esta misma semana, el miércoles el Copom (Comité de Política Monetaria) del Banco Central de Brasil recortaba medio punto porcentual los tipos de interés hasta el 5%, señalando los progresos en la reducción de la inflación y en las reformas estructurales que el Gobierno Bolsonaro está poniendo en marcha desde antes de verano.

elEconomista.es

La crisis política en América Latina se contagia y amenaza el crecimiento

Los peores fantasmas del pasado vuelven a recorrer América Latina, pero a esta vez en un grado más preocupante que en los últimos años, dado que el único país políticamente y socialmente estable en el Cono Sur como era Chile está albergando numerosas protestas que han provocado una crisis política cuyo riesgo de contagio es notable a otros países de la región, especialmente Argentina y Brasil.

elEconomista.es

La verdad a medias de Australia, el país que lleva 28 años sin sufrir una recesión

Aunque la economía de Australia ha perdido impulso ante el auge de los riesgos globales y la desaceleración económica de China (donde van el 35% de las exportaciones australianas), esta isla acumula 28 años seguidos de expansión económica. Casi tres décadas en las que el PIB no ha sufrido dos contracciones trimestrales consecutivas han llevado a esta isla gigante a copar titulares en la prensa de medio mundo. Sin embargo, siendo cierto todo lo anterior, el dato tiene algo de trampa, porque estas etapas de crecimiento no siempre han significado una mejora de los estándares de vida de los australianos, simplemente han sido el reflejo de un aumento de la población. Si se analiza el PIB per cápita (el cacho de producción al que toca cada ciudadano de Australia), el país ha registrado tres recesiones desde 1991.

elEconomista.es

Garamendi (CEOE): "Me niego a hablar de crisis. Cuidado con ser catastrofistas, nuestros inversores son extranjeros"

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, pide evitar el "catastrofismo" ante los indicadores que muestran una desaceleración de la economía española. "Me niego a hablar de crisis. Un empresario no puede hacerlo", ha advertido.

elEconomista.es

Los Economistas también rebajan sus previsiones: España crecerá al 1,9%

El Consejo General de Economistas de España (CGE) ha rebajado sus previsiones de crecimiento hasta el 1,9% tras las revisiones a la baja de los dos primeros trimestres del año. Los Economistas ajustan así sus expectativas y las bajan tres décimas. Hasta ahora se mantenían en el 2,2%. Los especialistas se convierten en unos de los más pesimistas y suman así a la tendencia del resto de indicadores económicos del país.

elEconomista.es

El segundo trimestre arroja su peor crecimiento en toda la crisis política iniciada en 2016

Pese a que el segundo trimestre del año ha dejado un crecimiento ligeramente mayor que el primero, la coyuntura económica refleja la peor ralentización en un segundo trimestre desde 2016, tras quedarse en 50,28 puntos respecto a los 50,21 del inicio del año. El crecimiento se reduce así hasta los 0,07 puntos respecto al primer trimestre del año, un dato que no se ha producido en toda la serie histórica y que llegó a los 0,42 puntos en 2017.

elEconomista.es

El Banco de España advierte: otra crisis laminará la "débil" rentabilidad de las empresas españolas

El Banco de España continúa lanzando avisos sobre los desequilibrios de la economía española cada vez más evidentes y el impacto que estos pueden tener en la actividad del tejido productivo. Concretamente, en un informe publicado es mismo miércoles el supervisor bancario advierte de los "débiles" niveles de rentabilidad que presentan las empresas españolas, tanto que estas ganancias se podrían ver laminadas ante cualquier eventual shock macroeconómico.

elEconomista.es

España es el país peor preparado de la UE frente a la desaceleración económica

Los últimos indicadores macroeconómicos adelantados por el Ministerio de Economía -actualizados a julio de 2019- reflejan la caída de ventas de las grandes empresas, el desplome del indicador de confianza industrial, el retroceso de la matriculación de automóviles -pasando del 7,7% a un crecimiento en negativo del menos 11,1 de julio de 2019-, sin olvidar el descenso de la entrada de pedidos industriales y el precipicio de la demanda de electricidad -que encadena cinco meses con tasas negativas-.

elEconomista.es

La guerra comercial entre EEUU y China es solo un episodio de la gran batalla por la hegemonía mundial

El Make America great again (Que América vuelva a ser grande) del presidente Donald Trump podría haber sido simplemente otro lema electoral vacío de contenido o, como realmente se ha mostrado, una peligrosa arenga patriótica y populista cuya hoja de ruta subyacente amenaza con hacer saltar por los aires al universo geopolítico actual. Dependía del convencimiento y de la profundidad con la que se expresara: si se hacía con coherencia o si se pronunciaba sin límites, evidenciando una voluntad de tensar la economía global desconocida desde la Guerra Fría. La batalla comercial entre Estados Unidos y China que mantiene al mercado acongojado es solo una faceta de la gran guerra por la hegemonía mundial que reside en el fondo y en la forma que ha adoptado este lema político y que hoy está frenando sin remedio el ritmo de crecimiento de los dos potencias implicadas y del resto del planeta. Y que, incluso, introduce el riesgo de acabar convirtiendo esta desaceleración en una recesión. Por un lado, por estar condicionada por la urgencia de las elecciones a las que se enfrenta el propio Trump en 2020. Por otro, al permanecer su impacto enmascarado por la acción de los bancos centrales y los estímulos fiscales. También, por haber dañado la confianza. Y, por último, al encontrarse distorsionado por completo el interés que se exige a los países y al resto de agentes por financiarse, a pesar de soportar endeudamientos preocupantes.

elEconomista.es

La prima de riesgo está rota: hay que buscar otros termómetros

La posmodernidad es el estadio sociológico que, desde las últimas décadas del siglo XX, advierte del fracaso del proyecto social de la modernidad y da por superadas las categorías hasta entonces indiscutibles. Un proceso similar se empieza a intuir en los mercados financieros: encajadas las políticas monetarias excepcionales que dieron respuesta a la crisis de 2008 y ante la nueva ronda de estímulos que ya han puesto en marcha los bancos centrales, la prima de riesgo y la deuda soberana se muestran como termómetros agotados, rotos.

© Copyright Editorial Ecoprensa, S.A. | Política de Privacidad | Aviso Legal | Política de cookies | Cloud Hosting en Acens | Ajustes de cookies