Status

La ruta fallera: qué hacer si viaja a las Fallas de Valencia

  • Tome nota y disfrutará de las Fallas como un auténtico fallero
  • La mascletá, los monumentos y el castillo, los puntos fuertes
  • La gastronomía también juega un papel fundamental en la fiesta
Madrid

Valencia ya está en Fallas. Hasta el próximo día 19, lugareños y turistas disfrutarán de una fiesta que se celebra en la calle y que tiene un itinerario marcado, desde la mañana hasta altas horas de la madrugada. Tome nota de lo que sigue y disfrutará de las Fallas como un valenciano más. Apunte.

Los días de Fallas comienzan pronto porque a eso de las ocho de la mañana tiene lugar la despertá, donde los grupos de falleros y falleras recorren las calles de valencia al ritmo de los petardos y una banda de música. El objetivo es anunciar que estamos en fiestas y que en Fallas no se duerme. Entonces, lo mejor es estar en la calle bien temprano y desayunar un chocolate con buñuelos de calabaza, un manjar fallero que se puede encontrar en cada rincón. Y están deliciosos, con cuerpo y textura. Se olvidará de los churros y porras.

Una vez desayunado, el siguiente paso es descubrir los monumentos de cartón piedra. Fallas hay por toda la ciudad, pero lo interesante es hacer un recorrido por las de sección oficial. Grandes nombres son la falla de la Plaza del Pilar, Na Jordana, Convento Jerusalén o L'Antiga de Campanar. Visite las que visite, sepa que sobre las once y media de la mañana debería estar en las inmediaciones del Mercado Central de Valencia para disfrutar del esmorzaret, el famoso almuerzo valenciano. Momento en el que animarse con un bocata de calamares, uno de blanco y negro –longaniza y morcilla–, uno de tortilla de patatas o de espinacas, o uno de revueltos. Los hay de habas verdes, ajos tiernos o alcachofas. Si no se anima con los bocatas, también están las tapas de sepia a la plancha con ajo y perejil, las albondiguillas de bacalao, las bravas o unas deliciosas olivas.

No se debe entretener mucho con el almuerzo porque hay que ir a la Plaza del Ayuntamiento para ver la mascletá. Sí que es cierto que hasta las 14:00 no empieza, pero si quiere experimentar de verdad lo que es este espectáculo pirotécnico se debe estar cerca y por tanto hay que estar pronto. Consejos: crema solar, agua y sombrero de paja. Valencia en Fallas suele ser sinónimo de luz y calor. Una vez terminada la mascletá, con el consecuente aplauso al senyor pirotecnic, cabe buscar un sitio para tomar una buena paella valenciana. La Arrocería Duna, un clásico en la playa de El Saler, fue nuestra recomendación del pasado miércoles, pero también se puede acercar hasta la Albufera o la Patacona, donde se encuentran distinguidos establecimientos de comida tradicional.

El siguiente paso es una merecida siesta y coger fuerzas para la ruta de la tarde. Es seguro que todavía no haya visitado las nueve fallas de la sección especial, entonces es el momento de hacer el segundo recorrido fallero. Es interesante dejar para el final la falla Cuba-Literato Azorín-P.Gisbert y la de Sueca-Literato Azorín, el espectáculo de luces que rodea el monumento solo se puede ver cuando la noche cae.

Una vez terminado este segundo recorrido, lo recomendable es acercarse al barrio del Carmen, el casco antiguo de la ciudad que siempre está animado, pero sin olvidar que hay una cita a las 00:00 en el Paseo de la Alameda con el Castillo, el espectáculo de fuegos artificiales. Después, la fiesta sigue en las calles de la ciudad con las numerosas verbenas y DJs que se encuentran en cada esquina. Otras actividades son visitar el Museo Fallero o hacer al Ruta de la Seda, un recorrido por el gran pasado textil de la ciudad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0