Status

Piezas para toda ocasión, el éxito de la nueva joyería

  • "Buscamos joyas con alma, que no solo se luzcan, sino que representen"
  • La nueva consumidora busca joyas que sean idóneas para cualquier evento
Madrid

Las joyas son una pieza fundamental en el atuendo, tanto para hombres como para mujeres. Estudiamos minuciosamente qué llevar y en qué momento. Por ello, es habitual tener piezas caras en el joyero esperando a una ocasión especial y que suelen ser difíciles de combinar. Pero, ¿y si las joyas que te pones para ir por ejemplo a la oficina pudieras llevarlas también el día de tu boda? Este es un concepto que cada vez más está a la orden del día. El éxito de Apodemia es un claro ejemplo de ello.

"Nuestro equipo creativo se basa en el día a día buscando elementos que sean combinables con cualquier outfit, que se usen tanto para ir a trabajar como para una cena especial, en definitiva, nuestro encanto parte de la adaptabilidad de cada pieza", explica Jimena Von Knobloch, directora creativa y cofundadora de Apodemia.

Firmas como Apodemia están revolucionando el mercado con un nuevo concepto: joyas 24/7. Para ello, la calidad es algo primordial. "El secreto del éxito de Apodemia es nuestro conocimiento del consumidor actual, más exigente, más informado y más preocupado por la calidad que la cantidad", relata Jimena Von Knobloch. También es importante el diseño: "Buscamos joyas con alma, que no solo se luzcan, sino que representen la esencia de cada persona", añade.

El público de este tipo de joyerías son mujeres de entre 30 y 45 años independientes económicamente, "a las que les gusta ir a la moda pero que eligen prendas y piezas de calidad que les duren el máximo tiempo posible". Un público que está cambiado, por ejemplo, el mercado de los complementos de novia, ya que cada vez son más las que acuden a este tipo tiendas para comprar los complementos de ese día en vez de recurrir a una joyería tradicional. "Las bodas han cambiado mucho en los últimos años, y los detalles que antes pasaban casi desapercibidos ahora son el centro de atención, por lo que las novias son cada vez más metódicas y exigentes en este aspecto", explica Jimena Jimena Von Knobloch. "Nuestras joyas aportan adaptabilidad, modernidad y utilidad. ¿Qué novia no quiere poder usar las joyas de su boda más allá de ese día?", sentencia.

Otra forma de vender

Las firmas como Apodemia se están adaptando a las nuevas tendencias. "Intentamos alejarnos del concepto tradicional. Los clientes pueden tocar y probarse cada pieza, no existe la barrera tradicional con altas medidas de seguridad, sino que nada más entrar ya pueden ver esas piezas que están expuestas de manera totalmente integrada en la propia decoración", explica la cofundadora de la compañía.

Este nuevo concepto de joyería también basa su éxito en la omnicanalidad, un sistema en el que se unifican los canales, las tiendas y la web, eliminando barreras para el usuario final, que puede pagar por Internet desde la propia tienda, pedir que le envíen su pedido a otro establecimiento y hacer su devolución incluso en otra ciudad o a través de Internet.

Apodemia cuenta ya con 10 tiendas repartidas entre Madrid, Bilbao, Barcelona y Valencia, ha vivido una gran evolución desde su creación en 2013, cuando arrancó con la venta de sus primeros tocados. El éxito de sus colecciones ha sido tal que en el ejercicio 2018 ha alcanzado los 2 millones de euros.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin