Status

Una década de 'luz en casa' en los lugares de mayor aislamiento

  • Acciona.org celebra su décimo aniversario
  • La fundación amplia su perímetro de actuación
  • Ahora, también proporcionara agua y saneamiento
Madrid

Hace exactamente una década, surgió una conversación entre el presidente del patronato de Acciona.org y presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, y Carmen Becerril, actual presidenta de OMEL -operador del mercado ibérico de la energía- y exmiembro del consejo de dirección de Acciona, que fue la semilla de la organización que hoy conocemos.

Entrecanales, que en aquel entonces estaba muy involucrado en ejercicios de sostenibilidad de las Naciones Unidas, estaba preocupado por el acceso a la energía en las diferentes zonas del mundo, entre las muchas otras temáticas que precisaban solución urgente. En este contexto, el presidente y Becerril co-menzaron a pensar la manera en la que podrían contribuir para mitigar el problema, y cómo conseguir que el acceso a la energía fuera posible en la mayor parte del planeta sin que corriera a cargo del medio ambiente, como sucedía hasta entonces. En este punto, vislumbraron la idea de desarrollar un modelo de negocio que permitiera a promotores y desarrolladores generar sistemas fotovoltaicos unifamiliares que se "expandiesen como una mancha de aceite, sin necesidad de un sistema de aportación generacional como hasta la fecha venía siendo la normal", aclaraba Entrecanales en el acto de celebración de su décimo aniversario.

No obstante, pretendían construir un modelo de negocio para este proyecto que fuera autosostenible y autodesarrollable.

La ciudad de Cajamarca, en Perú, fue elegida como el primer lugar para desarrollar la iniciativa. Tras instalar sistemas fotovoltaicos eficaces, esta zona se vio rápidamente beneficiada porque las velas, el queroseno y los sistemas tradicionales de combustión empezaron a sustituirse por luz eléctrica. No obstante, tanto la salud como la economía de la zona se vieron enormemente favorecidas.

Hoy, tras diez años de actuación, más de 50.000 personas de Perú, México y Etiopía tienen en sus viviendas luz eléctrica. Los niños ya no hacen los deberes a oscuras y los padres pueden hacer las labores que necesitan sin contar con la luz solar como única aliada. El acceso a la electricidad les permite utilizar aparatos de bajo consumo, como radio o televisión. Una forma de conectarse al mundo y superar así el aislamiento que sufren muchas de estas comunidades.

Un paso más

En sintonía con su décimos aniversario, la fundación amplía fronteras y su perímetro de actividad. En este sentido, han cambiado su denominación de Acciona Microenergía por Acciona.org, ya que hasta este mo-mento la fundación se dedicaba fundamentalmente a dar acceso a energía en zonas aisladas sin entrada a la red convencional y, a partir de ahora, proporcionará también servicios básicos de agua o saneamiento en regiones en vías de desarrollo.

En esta nueva etapa, Acciona.org lanza su primer programa integral para proporcionar servicios básicos de agua, saneamiento, energía y cocinas seguras. Se trata de EnCasa, un proyecto con el que la fundación, el Gobierno de Oaxaca y las agencias estatales para el desarrollo de España (Aecid) y México (Amexid) proporcionarán estos servicios básicos a comunidades rurales del Estado de Oaxaca (México).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin