Status

Viticultores Heroicos Asturianos, una bodega innovadora y única

  • Asturias no es una tierra fácil para el cultivo de la vid
  • Vinos bajo la Denominación de Origen Protegida Cangas
  • Las viñas crecen en bancales y escarpadas laderas
Bodega Viticultores Heroicos Asturianos
Madrid

El nombre de la bodega ya lo dice todo: Viticultores Heroicos Asturianos. Enclavada en un valle idílico perteneciente al municipio de Cangas del Narcea, las viñas crecen en bancales y escarpadas laderas que alcanzan los 600 metros de altitud. Ésto les obliga a vendimiar a mano, sin tractores, y seleccionar el viñedo a pie de cepa. Una labor complicada por la difícil orografía que, junto a su carácter de terroir y un especial microclima, les ha permitido adscribirse al Cervim, organismo que regula estas Bodegas Heroicas o de Montaña de las que sólo hay un 5 por ciento en todo el mundo.

Propiedad familiar

Imagen familiar de Viticultores Heroicos Asturianos

Son ya siete las generaciones de la familia Martínez que mantuvieron la casa y sus viñedos hasta que, en 2014, los más jóvenes cogieron las riendas para profesionalizar y comercializar unos vinos que, con el nombre de Vitheras, antes fueron sólo para autoconsumo. Carlos Ron Martínez, Laura Ron Martínez, Miguel Lomba Martínez y Pablo Lomba Martínez han tomado el testigo de sus antepasados para lanzarse a una maravillosa aventura.

Carlos Ron, actual director de la bodega, explica que "la casa es una propiedad familiar de más de 250 años y en su día encontramos documentos antiguos, algunos databan de 1556, donde se describía cómo se elaboraba vino. En la última época, fue mi abuelo, Juan Martínez, quien cuidó el viñedo y aún sigue trabajando en él, aunque la labor de mi tía María del Carmen Martínez fue fundamental para llegar hasta donde estamos hoy".

Un trabajo excepcional

A este respecto, ella fue una pieza clave en lo que hoy es esta bodega. Durante su tesis doctoral desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), decidió en 1986 investigar las cepas que cuidaba su padre. Ella hizo el primer clon de albariño -lo que fue otra heroicidad en el mundo del vino- e identificó y clasificó ampelográficamente muchas variedades que se encontraban ya prácticamente desaparecidas. Tras la filoxera y otras enfermedades de la viña que afectaron a toda Europa, sumado al recurso de la minería e industrialización que se dio en Asturias, elaborar vino entonces era una cuestión prácticamente olvidada.

Sin embargo, sus minuciosos estudios la llevaron a organizar y recuperar esas cepas del viñedo familiar con variedades autóctonas como albarín blanco, verdejo negro, albarín negro o carrasquín. Igualmente, dio con uvas foráneas que llevaban siendo cultivadas siglos en la comarca y perfectamente adaptadas, como sería el caso del moscatel de grano menudo blanco y del rosa, éste último único en Asturias, donde se cultiva de forma minoritaria.

Personalidad y 'terroir'

Para Carlos Ron Martínez, actual director de la bodega, "elaboramos vinos bajo la Denominación de Origen Protegida Cangas, que son especiales, muy vinculados a la zona. Queremos vinos de alta calidad, con tipos de uvas únicas en la comarca, lo que nos da una inmensa originalidad. Con la vista puesta en la excelencia, también queremos conservar un patrimonio y el terroir, con el buen hacer de todo el equipo de bodega".

"Igualmente", prosigue, "hemos lanzado Santa Lucía, el primer rosado de Asturias. Se trata de un vino más parecido a un tinto, se hace por sangrado y es muy gastronómico, perfecto para acompañar una comida". Junto al Vitheras blanco, elaborado principalmente con albarín blanco (80 por ciento), albillo y moscatel de grano menudo, estos dos vinos les han llevado a ser una bodega multipremiada con 13 prestigiosos premios internacionales en su haber.

Referente del vino

Asturias no es una tierra fácil para el cultivo de la vid. Sin embargo, a finales del siglo XIX, los vinos de esta región de Cangas, en el Occidente del Principado, obtuvieron premios internacionales en Francia. Por el contrario la zona central está mayoritariamente dedicada a la sidra. Como explica Ron, "esto es un arma de doble filo. Tenemos una buena oportunidad para dar a conocer nuestros vinos porque es novedad, pero si se habla de esta tierra indudablemente la sidra es protagonista".

Pero en Viticultores Heroicos Asturianos están dispuestos a demostrar que pueden ser un referente vitivinícola. "Elaboramos con uvas únicas, en la comarca y en el mundo. A la vez, poseemos vinos de gran calidad que pretendemos igualar a la altura de la maravillosa cocina que tenemos en Asturias", concluye Carlos Ron.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin