Status

El Tren de la Fresa, el primer trayecto ferroviario de Madrid

  • Este tren vuelve a su temporada de otoño tras el parón veraniego
  • Estará disponible hasta el 21 de octubre
  • Este año llega con una nueva ruta por Aranjuez
Tren de la Fresa / Imágenes: Museo del Ferrocarril
Madrid

Muchas atracciones turísticas tienen como temática revivir escenas históricas que una vez formaron parte del día a día de su época. Es el caso del Tren de la Fresa, un clásico del turismo madrileño que vuelve para su temporada de otoño. Este tren centenario se pone en marcha para realizar su tradicional recorrido entre Madrid y Aranjuez, localidad famosa por sus exquisitas fresas y cuyo paisaje cultural es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2001. Esta experiencia otoñal estará disponible todos los fines de semana hasta el 21 de octubre.

La atracción del Tren de la Fresa, denominado así porque durante el trayecto el personal vestido de época ofrece una degustación de fresas, nació en Madrid en 1984. Su origen se remonta al año 1851, cuando Isabel II inauguró el primer trayecto ferroviario en Madrid, segundo de la Península, para unir el Palacio Real de Aranjuez con la capital madrileña. Este trazado concluía en la estación de Aranjuez aunque, en un principio, se construyó con la intención de unir Madrid con la costa del mar Mediterráneo. Cada año, este tren homenajea este revolucionario invento que simboliza la llegada de la industrialización a nuestro país.

El itinerario del tren parte de la estación de Príncipe Pío, encabezado por la locomotora eléctrica 289-015, una máquina histórica de la época de los años 70 y que pertenece al Museo del Ferrocarril. Tras él, un coche de viajeros de segunda clase que forma parte de una de las primeras series de coches metálicos encargados por Renfe entre 1947 y 1953. La composición del tren la completan los tradicionales cuatro coches de madera denominados Costa, construidos entre 1914 y 1930, un furgón y un vagón de la década de 1960.

Cinco rutas para elegir

El programa de viajes del Tren de la Fresa ofrece a los visitantes elegir hasta cinco rutas con distintos precios, dependiendo de las actividades a realizar en Aranjuez. Los viajes mantienen sus cuatro rutas habituales, con la posibilidad de visitar libremente Aranjuez, tomar un barco turístico por el Tajo o una visita guiada al Palacio Real y a los Jardines del Príncipe. Otra opción es un viaje a bordo del famoso Chiquitrén recorriendo el casco histórico de la localidad. La quinta ruta se incorporó como novedad este año durante la temporada de primavera, en la que los viajeros pueden visitar dos edificios históricos. Se trata de la Bodega Real Cortijo de Carlos III y la Plaza de Toros de Aranjuez, y que en su interior guarda un Museo Taurino.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin