Status

Las islas Quirimbas, un recóndito paraíso del Índico

  • Mozambique, país que atesora algunos de las mejores playas de África
  • Anantara Medjumbe Island, buena elección para conocer el país
  • Una oportunidad para disfrutar del buceo y los deportes acuáticos
Madrid

El final del siglo XX y comienzo del nuevo milenio no fueron positivos para Mozambique. El país africano estuvo sumido en una guerra civil de quince años hasta el año 1992 y la llegada del siglo XXI estuvo protagonizada por las inundaciones del año 2000, una catástrofe natural que dejó más de 700 muertos y miles de heridos. Sin embargo, este paraíso se está recuperando y el turismo ha crecido a un buen ritmo en los últimos años: de 323.000 visitantes en 2001 a 1.639.000 en 2016, según datos de la Organización Mundial del Turismo. Lo cierto, este país ofrece algunas de las playas e islas más paradisíacas del océano Índico y comienza a competir con destinos turísticos más conocidos de la zona como Madagascar, Zanzíbar, Reunión o Mauricio. Así, el Anantara Medjumbe Island Resort es una buena elección para conocer los paisajes de arena blanca y aguas cristalinas de Mozambique al tiempo que se descubre la cultura local.

Este complejo hotelero se encuentra en Quirimbas, un archipiélago de 32 islas que ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad, que atesora un parque nacional de 1.500 metros cuadrados y que destaca por sus arrecifes de coral y vida marina. En concreto, el resort se encuentra en Medjumbe, una isla de un kilómetro de largo y 300 metros de ancho que enamora por su vegetación y playas. Un entorno natural de ensueño que se mezcla con el complejo hotelero que mantiene una identidad distintiva de isla africana.

Vista aérea de la isla Medjumbe

El Anantara Medjumbe Island Resort aprovecha al máximo esta ubicación y se promociona como un destino para parejas de enamorados, recién casados o amantes del buceo que tienen para elegir una colección de 12 villas a pie arena. Unas edificaciones rústicas que destacan por sus interiores coloridos, testigos de la vibrante cultura local. Las habitaciones ofrecen camas gemelas individuales, una cama tamaño queen o una con dosel tamaño king, y se complementa con un lujoso baño con ducha y bañera. Los amantes del sol pueden disfrutar de él en las hamacas de la terraza, refrescarse en la piscina o pasear desde su villa a la playa y nadar sin distracciones o intrusiones: los únicos transeúntes son los pescadores. Además, todos los huéspedes disfrutan del todo incluido.

Litoral de la isla Medjumbe

Las experiencias culinarias de este resort se adaptan al gusto de los clientes. En el restaurante Jahazi, los huéspedes crean su propio desayuno de sabores internacionales y de la isla. Los almuerzos informales y las cenas elegantes apuestan por la gastronomía local y los productos de mar pero siempre garantizan alternativas occidentales. Y el Bahari Lounge Bar es el lugar para disfrutar de un cóctel frente al mar. Sin embargo, el servicio Dining by Design permite al huésped personalizar su menú y tomarlo en su villa.

El interior de la isla Medjumbe

El archipiélago de Quirimbas es también una oportunidad para la aventura oceánica y la práctica de deportes acuáticos como el esquí, el kneeboarding, o la vela. Además, los arrecifes de coral, la topografía submarina y la abundancia de vida marina prometen unas sesiones de buceo para recordar. También, la isla es atractiva para los amantes de la observación de aves exóticas y raras.

Playa de la isla Medjumbe

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin