Status

Vivlium, una nueva plataforma para aprender de todo en Internet

  • Nueva plataforma virtual que busca dar valor al conocimiento digital
  • Internet como arma de aprendizaje que genera beneficios
Madrid

La palabra más buscada el año pasado en el Google, según un informe elaborado por el propio buscador, fue how (del inglés, como). Cómo comienzan los incendios, cómo se forman los huracanes o cómo calmar a un perro durante la tormenta fueron algunas de las inquietudes más buscadas. Lo cierto, Internet y su evangelizador más potente, el móvil, se ha convertido en una herramienta para aprender todo aquello que un individuo tiene interés por saber. Así, la nueva plataforma virtual Vivlium, fundada por Juanjo Fraile, es un espacio que pretende ordenar todo ese conocimiento y darle valor para que genere un beneficio económico y formativo.

Buscadores como Google, Yahoo o plataformas de vídeo como Youtube se han convertido en una biblioteca, un profesor de universidad o un fontanero sénior que enseña cómo cambiar un grifo, cómo retocar imágenes en Photoshop o cómo se escribe un libro. Asimismo, la red también permite adquirir nuevas capacidades profesionales a través de los espacios de e-learning, nicho de negocio que espera crecer cada año un 7,6 por ciento hasta 2020, según un estudio de la escuela de negocios online OBS Business School. Es decir, Internet está generado un nuevo hábito de consumo de conocimiento y de aprendizaje que el director general de Vivlium ha decido aprovechar.

Después de varios años de investigación y meses en versión de prueba, Vivlium llega este mes de septiembre a plena capacidad para configurar una comunidad virtual que una a los usuarios que quieren aprender con los que quieren enseñar. Y lo hace a través de una red de aprendizaje multidispositivo y multiplataforma integradora global, abierta, gratuita y sin publicidad. Así, para los que enseñan, Vivlium es "un nuevo entorno de publicación y explotación de activos de formación robusto, seguro, garantista y justo para autores que cuentan con total libertad para decidir qué y cómo quieren enseñar". Y para los que aprenden, "un nuevo universo de aprendizaje online donde ellos mismos escogen cómo, cuándo, dónde y sobre qué quieren saber más", añade.

El objetivo de esta plataforma, cuenta Juanjo Fraile, es dar valor al gran contenido de la Red que se "ha sido trivializado". Su estrategia es poner al autor de un contenido en el centro de la plataforma y devolverle su "dignidad digital". Así, Vivlium es "una especie de Apple Store" donde el usuario puede encontrar canales de aprendizaje de editoriales, como el Grupo Planeta; de productoras audiovisuales, de gimnasios, de industrias creativas, de autoayuda, del sector de las ONG, como la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción; o incluso de plataformas de e-learning.

Los autores de estos canales pueden organizar sus contenidos como lo deseen: vídeo, eventos virtuales en directo, vídeos grabados en 360º, audiolibros, test, podcast, ebooks... Y también, eligen el precio que ponen a su contenido con total libertad. No obstante, Vivlium ofrece una serie de claves sobre el precio a poner según el país y da la posibilidad de promocionar el contenido a través de una herramienta meritocrática para que la gente "valore y comparta el contenido por WahtsApp, Facebook o Twiter". Además, la plataforma informa sobre qué tipo de contenidos se demandan más según países, colectivos de edad o el dispositivo que más se utiliza para consumir el contenido.

La distribución es donde está el ingreso de Vivlium. "En el momento en que autor pone precio a su contenido y un tercero lo compra, Vivlium retiene un 35 por ciento", explica Juanjo Fraile. Este modelo de financiación no incluye la publicidad, por tanto el usuario no se va a encontrar anuncios en las plataformas de aprendizaje elegidas. Según el director general de Vivlium, "el modelo de explotación publicitaria de Google o Facebook no debiera de aplicarse ni molestar a los usuarios que quieren aprender".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin