Status

Lorighittas, la receta italiana en riesgo de extinción

  • Las autoridades italianas apuestan por una promoción externa del producto
  • Cerdeña celebra cada mes de agosto el 'Festival Loriguittas'
  • Una pasta sarda, con forma de anillo, que solo necesita tres ingredientes
Madrid

A veces, las tradiciones culinarias se pierden. Eso es algo que estuvo a punto de pasarle a la pasta Lorighittas, una receta ancestral típica de la zona de Cerdeña. Esta pasta casera, que requiere bastante destreza y una artesanía única, es poco conocida fuera de Italia, pero hoy en día las autoridades de Morgongiori y Cerdeña apuestan por una promoción extrema con el fin de evitar que una de las tradiciones gastronómicas más arraigadas de la zona termine desapareciendo.

Por este motivo, cada mes de agosto se celebra en Cerdeña el Festival Lorighittas. Se trata de una pasta trenzada, con forma de anillo, que necesita al menos 4 horas para conseguir crear un kilo.

Las claves de la pasta lorighittas

Esta pasta sarda, con forma de anillo, ha ido pasando de generación en generación. Pese a ello, siempre ha sido una de las recetas italianas más desconocidas en el mundo. Se trata de una pasta especial para la que solamente se necesitan tres ingredientes: harina de trigo duro, agua tibia y sal. No obstante, su elaboración es tan complicada y pesada que muy pocas personas pueden ofrecer una buena receta de lorighittas.

La historia que se esconde detrás de su nombre es amplia. Hay quien dice que el nombre se debe a los anillos de hierro que se fijaban en las casas de Morgongiori para atar a los animales cuando los hombres volvían de trabajar en el campo. Aunque también hay quien dice que la palabra lorighittas se empleaba en Cerdeña para hacer mención de las orejas.

No cabe duda de que la receta de esta pasta italiana ancestral tiene mucha historia. En Morgongiori es donde nació la tradición. Este pequeño pueblo de Cerdeña fue habitado por primera vez en el siglo VI a.C. Los colonos que hasta aquí llegaron lo hicieron en busca de obsidiana, la famosa piedra negra de los volcanes. Hoy en día, este pequeño pueblo italiano, de poco más de 800 habitantes, es famoso en todo el mundo por sus tapices y alfombras artesanos.

El principal valor de la pasta lorighittas se debe a que está en serio riesgo de extinción. Tradicionalmente la receta ha pasado de madres a hijas, ya que eran las mujeres las encargadas de dar forma a la pasta. En el siglo XVI ya existía esta receta. Esto se documentó en un informe enviado al rey español, quien tenía soberanía sobre el sur de Italia.

Las lorighittas son el plato estrella del día de todos los santos en Morgongiori. Hoy en día las mujeres de la zona siguen trenzando esta pasta para celebrar fiestas especiales. Generalmente suele servirse acompañada de una salsa hecha a base de pollo y tomate.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0