Status

Lo imprescindible para desconectar durante las vacaciones

  • Expertos aseguran que se obtiene mejor rendimiento laboral
  • Viajar o hacer deporte son algunas de las técnicas para conseguirlo

La necesidad de desconectar totalmente en vacaciones es una frase tan escuchada en los últimos años que parece perder sentido. En cifras reales, son pocas las personas que consiguen dejar su mente en blanco durante el periodo estival y permitirse disfrutar de tiempo de calidad.

Aunque parezca un tópico, cada día más expertos se ponen de acuerdo en lo indiscutible que es apartar completamente la mente del trabajo durante las vacaciones. Jordi Vilá, director del Master Desarrollo Directivo, Inteligencia Emocional y Coaching de EAE Business School, recalca que desconectar del trabajo durante el periodo estival no es algo necesario, sino imprescindible. "El cuerpo humano tiene un aguante, un tope, y si lo llevamos más allá empiezan a ocurrir cosas no deseables. A nivel psicológico, aumenta la irascibilidad, la falta de concentración...todo una serie de consecuencias tóxicas. Y a nivel físico, el hecho de desconectar nos permite un reseteo total. El cuerpo se va descargando de toda la energía negativa a la que lo hemos sometido", aclara.

No solo las personas obtienen beneficios al desconectar física y psicológicamente durante estos días. Según explica el experto, está comprobado que las empresas obtienen mejores resultados cuando cuentan con trabajadores renovados mentalmente. "Cuando llegas al trabajo después de unas buenas vacaciones, tienes una energía renovada. Eso implica que los niveles de productividad y de eficiencia aumenten, algo que está totalmente ligado a la producción de nuevas ideas. Esto se nota mucho en el ámbito de la creación y de la creatividad", advierte Vilá.

Según Eurostat, la oficina de estadística de la Unión Europea, uno de cada tres ciudadanos de la Unión Europea (32,9%) no pudo permitirse en 2016 unas vacaciones de una semana al año fuera de su lugar de residencia. El porcentaje empeoraba en España, donde el 41% de trabajadores y trabajadoras no pudo permitirse esa semana señalada. En este sentido, los profesionales aconsejan tener entre 10 y 15 días seguidos de vacaciones, pues lo consideran el tiempo básico para poder desconectar.

Cómo conseguirlo

Hoy se conocen diferentes técnicas para conseguir escapar de las garras del estrés y la preocupación durante las vacaciones. Iniciar este periodo con las tareas lo más 'arregladas' posible, es un buen comienzo. Además, se recomienda elegir días donde la carga laboral no sea demasiado extensa, para poder delegar en tus compañeros. Es importante contar con un buen equipo y sentir que habrá alguien que se encargue de solucionar los imprevistos urgentes de última hora con efectividad. No revisar el correo y atender llamadas es, sin duda, una de las rutinas más difíciles de obviar, pero la más necesaria.

Una de las recomendaciones que aportan los expertos es tener unas vacaciones bien organizadas. Aunque hay quienes disfrutan improvisando, es favorable organizar los primeros días para que este primer paso, una vez comenzado el periodo vacacional, no suponga un estrés extra. Hacer deporte, leer lo que te gusta y no lo que necesitas para tu ámbito laboral y pasar tiempo con tu entorno cercano son las mejores herramientas. Para llevarlo a cabo, viajar y salir del escenario cotidiano es una vía fantástica. Quienes deciden pasar sus días libres 'descansando' en casa, terminan haciendo quehaceres atrasados, gestiones y tareas que no le permiten disfrutar lo suficiente.

Así pues, quienes no saben 'desconectar' con eficacia porque el trabajo se adueña de su mente en periodos estivales, deben concienciarse de que, además de ganar en salud -algo que no te podrá devolver el mejor de los salarios- ganarán en productividad laboral si hacen correctamente sus deberes -es decir, si no hacen nada- en vacaciones.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0