Status

El club privado de Jeff Bezos: los Indiana Jones del siglo XXI

Los clubes de élite proliferan a lo largo y ancho del planeta. Si en muchos de estos clubes es imprescindible una capacidad económica astronómica para entrar, en otros, como el Explorers Club, lo más importante es contar con logros científicos y aventuras en las que se promueva la exploración en ciencia.

¿Quién forma parte de Explorers Club?

Explorers Club se fundó en 1904 en Nueva York. El club ocupa un edificio impresionante del paisaje de Manhattan, ubicado en el 46 de East 70th Street de la Gran Manzana. En sus increíbles salones se reúne lo más granado del panorama aventurero y científico internacional, donde probablemente mantendrán conversaciones sobre sus logros y peripecias.

Uno de los miembros más destacados de Explorers Club fue Roy Chapman Andrews, el aventurero arqueólogo en el que se inspiró la figura de Indiana Jones. Solo con este dato queda claro que la élite mundial que apuesta por el desarrollo científico tiene cabida entre las paredes del club, que celebra sus clásicas cenas anuales desde hace más de 25 años.

No es tan importante la cuenta corriente de los miembros como las peripecias que han llevado a cabo a lo largo de sus vidas. De hecho, Richard Wiese, el presidente del club, asegura que no buscan a gente con intenciones sino a aquellas personas que se han manchado y han vivido grandes experiencias.

Entre sus elitistas miembros destacan Jeff Bezos, quien en 2013 participó en una expedición marina que tenía por objetivo recuperar del fondo del océano los motores de los aviones espaciales que se usaron en los años 60; Buzz Aldrin, uno de los primeros astronautas en pisar la luna, también forma parte de este famoso club; no podía faltar el famoso Elon Musk, quien no cesa en su empeño por crear comunidades de vida en el espacio; el director de cine James Cameron es otro de los miembros de Explorers Club, quien logró entrar por la puerta grande gracias su famosa expedición al centro de la tierra.

En el interior del club ubicado en Manhattan conviven todo tipo de objetos que recuerdan a las principales expediciones científicas de la historia. Por ejemplo, se puede disfrutar de la escotilla de uno de los barcos de Pearl Harbour, un oso polar disecado, herramientas antiguas y los libros más extraños sobre ciencia y expediciones.

Para lograr convertirse en miembro del Explorers Club es imprescindible formar parte de un suculento grupo de aventureros, que tengan logros reales en la promulgación científica. Además, la membresía no es nada barata. No obstante, se puede pertenecer al club como "asociado", evitando tanto requisito. En la página web de Explorers Club puedes rellenar un formulario explicando todas tus expediciones, aventuras y peripecias científicas. Si tienes suerte es posible que conozcas a Elon Musk o a Jeff Bezos en cualquier momento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin