Status

Se busca sumillier de cerveza: el experto que necesita profesionalizarse

En España ya es posible especializarse en industria cervecera. Tan es el éxito que esta bebida ha adquirido con los años -más, si cabe- que hay quienes se curten en la materia a través de másteres como, por ejemplo, el impartido desde la Universidad de Alcalá sobre Ciencia y Tecnología Cervecera.

Tanto los expertos cerveceros como las grandes empresas del sector coinciden en la necesidad de profesionalizar el sector, y los datos están de su lado. Según la memoria de la patronal Cerveceros de España, la cerveza es la bebida fría más consumida en hostelería (36% del total). La organización asegura que este producto aporta 7.000 millones de euros de valor añadido a la economía nacional. En este sentido, desde la cervecera Ámbar advierten: "Está más de moda que nunca en nuestro país. Han aumentado las importaciones de cervezas extranjeras, las cerveceras han aumentado su portfolio y experimentado con nuevas variedades, y cada vez son más las microcerveceras en el panorama nacional. Ahora es más común ver figuras como la del beer sommelier (sumiller de cerveza), una profesión hasta hace poco casi desconocida en España". Además, respecto a la profesionalización del sector, desde Ambar contestan con un sí rotundo: "Es fundamental e importantísima, detrás de la barra, en sala y también en los fogones porque el consumidor lo demanda. El mercado está en constante cambio y apostar por la excelencia y destacar el papel de la cerveza en el mundo de la alta cocina, es apostar por el futuro".

Defendiendo su posición, la mencionada Ambar firmó hace unos meses un acuerdo con el Centro Universitario de Gastronomía y Management Culinario, Gasma, de la Universidad CEU Cardenal Herrera, mediante el cual se implementaba un módulo cervecero dentro del Máster en Gastronomía y Management Culinario de dicha universidad, entre otras medidas. Dentro del estudio se imparten contenidos sobre el origen, evolución, elaboración y diferentes tipologías de la cerveza, además de contar con una parte práctica basada en la cocina y maridaje (beer somelier): "En la elaboración se necesita una base de química importante, pero además luego están los conocimientos específicos sobre cerveza, los factores que influyen en la creación del producto, en la evolución, en la calidad son muy grandes".

Por su parte, el grupo Heineken, que además de la cerveza del mismo nombre integra otras marcas cerveceras como Cruzcampo, Amstel o Buckler, ya cuenta con 2.400 empleados en España y ha puesto en marcha la Escuela de Hostelería Fundación Cruzcampo: "Desde la escuela apostamos por una intensa formación cervecera que permita a los establecimientos satisfacer esa sed de conocimiento cervecero por parte de los consumidores, que demanda de los profesionales que les sirven más conocimiento, consejos, acompañamiento, maridajes, divulgación y ritual cervecero. Se trata de transformar un servicio en una experiencia de valor añadido", declara Jesús Barrio, director del centro, para el que cada vez es más importante la formación: "Los empresarios más exitosos apuestan por incorporar profesionales formados a sus plantillas. Ya pasaron a la historia los tiempos en los que cualquier persona sin cualificación podía trabajar en hostelería".

"A muchos les gusta la cerveza pero pocos saben realmente sobre ella, en parte porque la formación es un fenómeno muy reciente en España, y todavía hay pocos módulos o másteres que se especialicen en elaboración, e incluso a la hora de enfocarse en la divulgación la formación es escasa. Así que hasta ahora era muy necesaria la proactividad, el interés propio, la curiosidad, probar, preguntar, leer, experimentar… desde luego sigue habiendo una parte muy actitudinal", concluyen desde Ámbar.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin