Status

'90 años muy singulares' de turismo con Paradores

Si hablamos de la historia del turismo de España, hablamos, inmediatamente, de Paradores. Un viaje que arrancó a principios del siglo pasado, en el año 1928, y que celebra 90 años muy singulares, una exposición que conmemora las nueve décadas de historia del complejo turístico y su singular andadura en el tiempo.

En palabras de María Gimeno, la comisaría de la muestra y responsable de Patrimonio Artístico en Paradores: "A través de la obra, se muestra el papel que ha jugado y juega Paradores en la historia del turismo, la labor de conservación del Patrimonio histórico-artístico, la difusión de nuestra cultura, gastronomía, artesanía, arte y patrimonio natural".

En este sentido, la exposición, que tiene lugar en la Sala Azca de la Fundación Mapfre de Madrid, se divide en seis temas principales: 90 años de historia; 90 años de arquitectura; 90 años de promoción turística; 90 años de gastronomía; 90 años de arte y 90 años de paisaje. A este respecto, la comisaria señala la sección de arte como su favorita, aunque apunta que quizá la más llamativa para los visitantes sea la de hostelería, ya que "contiene vajillas y uniformes entre otros elementos propios del negocio de la hostelería, que nos remiten a un pasado que todos reconocemos".

Actualmente, España es el segundo país más visitado del mundo, por detrás de Francia, y el turismo es el primer sector de nuestra economía. Por este motivo, Gimeno advierte que el público podrá conocer el origen de este sector en nuestro país y, con ello, la iniciativa tan ambiciosa que se puso en marcha hace ya muchos años para que un estado sin estructura turística haya conseguido estar a la cabeza mundial del sector.

Con todo esto, en la exposición se puede ver un capitel romano del siglo VII, una escultura de Julio López, un tapiz de Pastrana o una litografía de Salvador Dalí, entre muchas otras. Y es que, Paradores abraza en su historia un sinfín de anécdotas desconocidas para la mayoría. Por ejemplo, el Parador de Granada alberga la primera tumba de Isabel la Católica; el de Jarandilla fue el que alojó a Carlos V antes de su retiro en el Monasterio de Yuste, o el de León, donde estuvo encarcelado Francisco de Quevedo entre 1639 y 1643.

Algo más de historia...

La obra ofrece la posibilidad de sumergirse en un viaje en el tiempo del turismo, y con él, descubrir cómo ha ido evolucionando este sector a lo largo de los años.

Aunque la idea había empezado a coger forma años antes, la historia de Paradores no comienza hasta el año 1928 en Gredos, cuando se inaugura el primer Parador.

Los orígenes se remontan a 1910, cuando el Gobierno de España, presidido por José Canalejas, decidió encargar al marqués de la Vega Inclán el proyecto de crear una estructura hotelera, inexistente entonces en nuestro país, en cuyos establecimientos se diera hospedaje a los excursionistas y viajeros, con la intención de mejorar la imagen internacional de España. Al año siguiente, se creó una Comisaría Regia de Turismo, y al frente de ésta se posicionó al citado marqués. Tras la inauguración de aquel primer establecimiento, en 1928 se constituyó la Junta de Paradores y Hostelerías del Reino, presidida por el conde de Gamazo. Fue a partir de entonces cuando los edificios singulares que albergaban una larga historia y un patrimonio monumental envidiable, así como los ubicados en parajes geográficos de gran interés natural, pasaron a convertirse en el foco principal de la institución hotelera.

Con el transcurso de los años, la red de Paradores fue extendiéndose por todo el territorio nacional. Con el estallido de la Guerra Civil española, la infraestructura hotelera sufrió un evidente estancamiento y retroceso, pero años más tarde, en la década de los 60, vivió su época dorada con el mayor proceso expansivo, que coincidió con el importante desarrollo turístico del país.

Actualmente, casi la mitad de los Paradores de Turismo están ubicados en edificios de gran valor histórico-artístico. En muchas ocasiones, la institución ha seleccionado lugares que precisaban una importante rehabilitación, en estado ruinoso o de abandono, para comenzar un nuevo proyecto. Hoy, más del 30 por ciento de los Paradores se encuentra en monumentos o conjuntos históricos declarados Bienes de Interés Cultural (BIC), con un total de 97 activos en 16 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla, y uno en Portugal en régimen de franquicia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin