Status

Así es el nuevo barrio de Sídney que recibirá dos veces más turistas que la Casa de la Ópera

Imagen: Citygreen Systems

Es casi imposible pensar que la Sídney Opera House, que recibe más de 8 millones de visitantes cada año, pueda ser superada por cualquier otra cosa en el puerto de Sídney. Pero al oeste del emblemático puente del puerto, se está levantado Barangaroo, el desarrollo urbanístico de regeneración más grande de Sídney desde los Juegos Olímpicos de 2000.

Este proyecto comprende la rehabilitación de una zona costera de más de 20 hectáreas y tiene un presupuesto de seis mil millones de dólares. Su finalización está prevista para el año 2024, pero ya se ha abierto una cantidad suficiente de áreas como para que Barangaroo ya se haya convertido en el lugar de moda de la ciudad gracias a sus restaurantes, tiendas, oficinas, edificios residenciales y un reluciente parque urbano.

Mientras que la mayoría de los nuevos barrios florecen en las afueras de las ciudades, Barangaroo se está levantando en un depósito de contenedores en desuso llamado East Darling Harbour que está al lado del distrito financiero central. Cuando el gobierno de Nueva Gales del Sur decidió su puesta en marcha en 2003, su objetivo era doble: ofrecer a los ciudadanos de Sídney  un nuevo espacio sostenible y dar a la ciudad un nuevo hito urbanístico (el último ícono fue la Casa de la Ópera, construida en 1973). "Esta tierra privilegiada ha sido cerrada al público durante más de un siglo", dice Tim Archer, director de comunicaciones de medios de Barangaroo Delivery Authority.

La construcción comenzó hace solo seis años, pero a finales de 2017 ya había más de una cincuentena de bares y restaurantes, el muelle se había abierto y tres rascacielos estaban llenos de inquilinos. Por ejemplo, Barangaroo South, el área financiera, es un hervidero de restaurantes y tiendas. Grandes nombres comerciales como David Jones y Peter's of Kensington ya tienen su sitio, y las oferta gastronómica más destacable pasa por Eté, un restaurante francés contemporáneo, Love.fish, un restaurante de mariscos sostenible y Barangaroo House del superestrella australiano Cory Campbell, que trabajó en el Noma de Copenhague y Vue de Monde en Melbourne.

Para los ciudadanos de Sídney, el estilo de vida y los espacios culturales son quizás las áreas más atractivas. Lugares como el nuevo Scotch Row Pocket Park fueron diseñados específicamente para beneficiar a la comunidad: es un espacio donde la gente puede jugar ping pong, tomar cócteles y ver espectáculos de bandas locales. En el mismo sentido, Barangaroo logra reconocer (y respetar) la historia de la zona. Una serie de recorridos y eventos culturales, por ejemplo, rinde homenaje al pueblo de Gadigal, los dueños originales de la región de la ciudad de Sídney. Eso continuará, con al menos nueve grandes programas públicos de arte y cultura, algunos desarrollados con un curador de arte aborigen, programados para desplegarse en 2020.

Sin embargo, Barangaroo también guardará un espacio para grandes promociones inmobiliarias de lujo como el Crown Sydney Hotel Resort, un hotel de seis estrellas que está programado para abrir en 2021 con apartamentos, restaurantes, bares y puntos de venta pero que está generando cierta controversia. Algunos ciudadanos de Sídney entienden que este tipo de propuestas no generan ningún beneficio a la sociedad. Sin embargo, el portavoz de Barangaroo Delivery Authority ha asegurado: "El Crown Sydney Hotel Resort se está construyendo en menos de 1 hectárea del sitio de 22 hectáreas", dice Archer.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin