Status

La historia de Loewe: cómo un alemán se convirtió en emblema del lujo español

La firma Loewe es mundialmente conocida entre los clientes más exclusivos. Los artículos de la marca son muy demandados por personajes de renombre, celebrities y miembros de las casas reales de diferentes países.

Loewe es por tanto sinónimo de sofisticación y elegancia. Algo que ha conseguido gracias a su enorme experiencia en el mercado del lujo forjada durante nada menos que tres siglos.

De aprendiz a fundador un negocio de alto lujo

El creador de Loewe es Enrique Loewe Roessberg, un artesano que recaló en España a finales del siglo XIX atraído por el clima, costumbres y gastronomía de la península, pero sobre todo por la forma de trabajar el cuero y la piel de los artesanos españoles.

Por eso, E. Loewe trabajó como aprendiz en una marroquinería con el objetivo de aprender las técnicas españolas. Así fue como en 1892 abrió su primera tienda en Madrid, ya encaminada a los artículos de lujo elaborados a mano, y empezó a contar con clientes de las clases altas españolas que no dudaban en comprar algunos de sus artículos para presumir de ellos en reuniones sociales y otros eventos.

Proveedor de la realeza

Aunque la firma ya iba muy bien encaminada y estaba teniendo importantes beneficios, en 1905 el Rey Alfonso XII nombró a la marca proveedora oficial de la Casa Real, lo que supuso un enorme empujón en todo el país, convirtiendo en sus productos en sinónimo del más alto lujo a la altura de los reyes.

Expansión internacional

En años posteriores Loewe abrió tiendas en numerosas ciudades españolas incrementando considerablemente sus ventas. Pronto empezó a ser conocida también en otros países que admiraban los complementos y bolsos de piel de primera calidad de la marca cuando sabían de ellos.

Aprovechando este interés, en 1963 la firma decidió abrir su primera tienda en el extranjero, en Londres, y desde entonces su crecimiento ha sido imparable.

En los años 70 personalidades del mundo del cine, política, arte y cultura lucían con orgullo los artículos de la firma. Ava Gardner o Ryta Hayworth eran dos enamoradas de la marca y luciendo sus productos se convirtieron en las mejores embajadoras de Loewe en el mundo.

Incursión en la moda

Hasta entonces Loewe destacaba por sus increíbles bolsos y accesorios artesanos, pero en los 70 decide dar un paso más y comenzar a diseñar moda femenina y perfumes, resultando un éxito.

Unas décadas más tarde, top models de la talla de Claudia Shiffer o Linda Evangelista, desfilaban las prendas de Loewe en las mejores y más reconocidas pasarelas internacionales.

Grandes diseñadores

Aunque el equipo de Loewe en un principio era anónimo y lanzaba los artículos sólo utilizando el nombre de la firma, con el tiempo fue incorporando diseñadores que tras su paso por la marca fueron creciendo en prestigio y reconocimiento.

En ese sentido, por las filas de Loewe han pasado grandes y diseñadores como Armani, Lagerfeld, o Narciso Rodríguez. Uno de ellos, Darío Rossi, dio a la firma uno de sus iconos mundiales en 1975, el bolso Amazona, todavía muy demandado por las clientes premium.

Loewe destaca por un estilo clásico y elegante que ha sabido adaptarse a los tiempos. En ese sentido, la clave de su éxito está en haber conseguido ampliar la edad de su clientela, y captar también el interés de clientes más jóvenes.

Un claro ejemplo es la adaptación de sus productos, como el bolso Amazona, a los tiempos actuales. Este complemento es uno de los favoritos entre todo tipo de clientas, ya sea entre las más maduras, que se decantan por diseños de estilo similar al tradicional, o entre las más jóvenes, que optan por este modelo, pero elaborado con nuevos e innovadores materiales y con las nuevas tendencias en colores.

Loewe es una marca actual y moderna fruto de una larga evolución, que ha sabido adaptarse a cada época sin perder nunca la esencia de la tradición y la elaboración artesanal.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin