Status

Poner un Ferrari a 200 Km/h, posible por 14.000 dólares

La potencia y velocidad que puede alcanzar un Ferrari no es posible aprovecharla si se respetan las normas de tráfico. Por ello, la compañía estadounidense Corso Pilota organiza cursos de formación para conductores aficionados que suelen tener un Ferrari pero que en su día a día no pueden aprovechar su velocidad. Los cursos suelen ser de tres días y cuestan 14.000 dólares.

Costa Pilota organiza este tipo de cursos para grupos de unas 12 personas, la mayoría de los cuales poseen múltiples Ferraris pero nunca los han llevado a una pista de carreras. Son mujeres y hombres- médicos, empresarios web y ejecutivos de televisión- que llegan desde Seattle, Los Ángeles, Nueva York y Detroit.

Las cuatro localizaciones con las que cuenta Costa Pilota son Atlanta, Austin, Montreal o la pista del Thermal Club en California. Los cursos suelen comenzar los domingos por la noche con una cena en algún hotel de lujo de presentación de profesores y alumnos.El entrenamiento comienza a la mañana siguiente en un aula con una clase de formación dirigida por Philippe Létourneau, estrella de televisión canadiense y piloto. A pesar de que pueda resultar aburrido, esta sesión puede ser muy reveladora.

Una vez terminada la clase, fuera esperan ocho vehículos Ferraris 488 y F12. El 488 es sexy, curvilíneo y está valorado en 250.000 dólares. El F12, por su parte, es modelo largo y delgado que tiene un motor V-12 de 6.3 litros y su precio comienza en 320.000 dólares. La diferencia en la sensación entre los dos Ferraris es notable: el segundo es pura potencia y el primero es más contundente y deportivo.

El primer ejercicio de este curso se realiza con un entrenador como copiloto que guía a través de las curvas y giros de la pista. Lo siguiente es una formación de seguimiento, donde una media docena de vehículos siguen a un instructor principal. Luego se repite el recorrido pero con más rapidez y precisión. Por último se hace un ejercicio de prevención de colisiones con frenos en seco, derrapes y figuras en ocho.

Michael Fassbender, estrella de las películas de X-Men y Steve Jobs, hizo este curso en 2016 gracias a na invitación de la compañía. A pesar de que no tenía experiencia previa en la pista, al final del curso registró las vueltas más rápidas de su clase. Siete meses más tarde realizó su primera carrera y desde entonces ha competido casi todos los meses. Incluso ha subido al podio. "Fue un bautizo de fuego muy intenso", dice Fassbender. "El poder del 488 requiere algún ajuste. Pero solo traté de tomarme mi tiempo, escuchaba al entrenador tanto como me era posible ".

Lo cierto, los cursos Corso Pilota son el primer paso para competir en la serie Ferrari Challenge, un programa global para los clientes más fieles. Cada competidor debe comprar un automóvil, unirse a un equipo oficial de la serie y contratar a un entrenador y mecánico profesional para que trabaje en el auto en las pocas carreras de cada año.

Ferrari considera que estas clases son una forma de fomentar el sentido de comunidad entre los propietarios de uno de sus modelos y ayuda a los concesionarios a animar a los clientes VIP hacia los nuevos y más potentes modelos de la marca. Incluso si ya tiene un deportivo de fin de semana como un California T de 210.000 dólares, es posible que se enamore de un F12 cuando lo conduce en la pista. También, estos cursos suman unos ingresos de 3.4 mil millones de euros a la marca.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Real y dad
A Favor
En Contra

Una multa cuesta menos, algo falla.

Puntuación 2
#1
NI DE COÑA
A Favor
En Contra

En el sur de Gran Canaria tienes un Ferrari y un Lambo por 160 euros 50 minutos.

Puntuación 5
#2
peedro gonzalez
A Favor
En Contra

No necesitas un Ferrari para ponerlo a 200 lo que debes hacer con un buen coche, Mercedes, BMW, Audi, etc. es irte al Jarama y pagar para ponerlo en pista que es muchí­simo más barato y no hay multas.

Puntuación 0
#3