Status

Las cuevas más bellas de Europa, un lugar donde alojarse

Si pensamos en los cavernícolas y en el lugar donde vivían, recordamos rápidamente las antiguas cuevas, un espacio puramente natural del terreno que ha sido formado por diferentes erosiones ambientales. También, se asocia a un lugar frío y oscuro, que fue utilizado por nuestros antepasados como refugio de las adversas condiciones climáticas o los peligros externos. Muy alejado de la idea de Platón, quien considerada las cuevas "como el lugar de la ignorancia, completamente bloqueado a la luz del conocimiento" es lo que, hoy en día, estos lugares ofrecen a todos aquellos que las visitan. 

Actualmente, con una dilatada vuelta de tuerca, estas cavidades de la naturaleza se han convertido en el destino preferido de aquellos que buscan un lujoso alojamiento y un lugar para desconectar de la agotadora rutina. La web Hundredrooms, de comparación de precios a través de opiniones de sus usuarios, ha destacado tres cuevas europeas como mejor destino para alojarse y donde la fusión entre naturaleza y lujo está servida.

Anfitriones con encanto

Italia y Turquía son los países que, gracias a su condición natural, han conseguido tener entre sus tierras las mejores cuevas-hotel de toda Europa.

En Sicilia, en la provincia de Ragusa, encontramos las cuevas de Scicli, tres grutas de lujo ubicadas en el centro histórico de la ciudad, que se han transformado en dormitorios. Estos no son cuartos cualquiera, cada habitación que hay dentro de sus instalaciones cuenta con una zona de cocina privada y una sala de estar con un sofá. Un lugar que permite disfrutar de un ambiente rústico y sencillo, compensado por la atmósfera única de permanecer en una cueva real. Además, la combinación de alojamiento, naturaleza y lujo, que ofrece este lugar -sorprendentemente- no sobrepasa los límites de la cartera. Una noche entre estas rústicas paredes ronda los 50 euros, el mismo precio que tendría cualquier hotel de básicas y conocidas condiciones.

En Italia se hallan otras de las grutas destacadas en este sentido. Las cuevas de Matera, ubicadas en la ciudad de Basilicata que, no por casualidad, es conocida como la ciudad de piedra. Al igual que en el caso anterior, todo su centro histórico está formado de rocas, por lo que los dueños de los albergues encontraron una maravillosa oportunidad para crear algo diferente, y construyeron casas de vacaciones en el interior de estas cavidades. El hotel está provisto de 18 habitaciones y un restaurante; completamente renovados hace diez años con una atención obsesiva en el detalle, el respeto por la arquitectura local y el medioambiente. Los muebles de madera y acogedores recovecos complementan la decoración del lugar, con un suelo radiante bajo el adoquinado. En Matera hay diferentes habitaciones -dependiendo del nivel adquisitivo del cliente-, desde la sencilla, con un precio de 200 euros, hasta la más espectacular suite exclusiva, por la friolera de 920 euros la noche.

Por último -pero no menos imoportante-, las cuevas de Cappadocia (Turquía), una región montañosa y poco habitada, conocida mundialmente por sus extraordinarias cuevas. Estas grutas están ubicadas en la ciudad de Goreme, una de los lugares más hermosos y característicos de la región debido a las famosas chimeneas de hadas y las fantásticas y coloridas formas de su paisaje. Capadocia tiene el único hotel-cueva que combina casas y viviendas de los periodos Hitita, Romano y Bizantino, con la lujosa comodidad del siglo XXI. En el periodo Bizantino, algunas de estas cuevas se utilizaban para albergar iglesias embellecidas y suntuosamente decoradas.

Hoy, estas tres antiguas cuevas se han convertido en lugares exclusivos, que están perfectamente diseñados para albergar a los huéspedes más exigentes que busquen disfrutar de un lugar diferente con una combinación jamás imaginada.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin