Status

El agua también puede ser un lujo: las marcas más caras

El agua es un bien de primera necesidad. Mientras en muchos lugares del mundo es complicadísimo tener acceso a agua potable, que garantice unas condiciones mínimas de salubridad, en otros puntos del planeta se obtienen aguas que se han convertido en verdaderos majares gourmet.

En el día mundial del agua, que se celebró este miércoles, vamos a hacer un repaso a las aguas embotelladas más caras del mundo. Algunas provienen de la lluvia de ciertos lugares remotos, otras de deshielos de glaciares y otras prometen ser fuentes inagotables de vida.

Aguas premium y ultra caras

1. Agua de Cristal

Sin duda, la botella de agua más cara del mundo es el agua de cristal tributo a Modigliani. El precio de cada botellita de este elixir, que cuenta con una combinación de aguas procedentes de Fiji y el deshielo de glaciares en Francia e Islandia, puede llegar a superar los 200 euros.

2. Supernariwa

Un litro de esta agua puede llegar a costar más de 9.000 euros. Se vende en mini botellas que prometen convertirse en una auténtica fuente de juventud. Cada gota de agua de esta marca se extrae directamente de una fuente milenaria.

3. Fillico

El agua Fillico es una de las opciones japonesas que apuestan por los lujos más llamativos. Cada botella se diseña a partir de piezas de ajedrez. El oro blanco también es un material esencial durante el embotellado.

4. Bling

Dicen que esta marca de agua de lujo es la favorita de los famosos americanos. El elixir proviene de una fuente de Dandridge. La presentación de cada botella suele incluir materiales premium, como los famosos cristales de Swarovski. Además de ser famosa por su alto nivel de pureza, el agua Bling también suele ofrecerse a través de ediciones limitadas de máximo lujo. El precio de una botella puede superar los 35 euros.

5. Veen

Desde Finlandia llega directamente esta agua. Una fuente antigua del círculo polar ártico es la que permite que se genere el grado de pureza que promete. Unos 20 euros por botella es lo que hay que pagar para disfrutar de un sorbo de una de las aguas embotelladas más lujosas del mundo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin