Status

La historia de superación de la mejor gimnasta de mundo, Simone Biles

La gimnasta estadounidense Simone Biles se ha convertido en la reina de la gimnasia artística en estos JJOO de Río tras colgarse el oro en la competición por equipos e individual. Dos oros que se pueden convertir en cinco porque Biles se ha metido en las finales por aparatos de suelo, salto y barra fija.

Si consigue el quinteto de medallas se convertirá en la mejor gimnasta del mundo en unos JJOO. Sus antecedentes son Nadia Comanci (tres oros, una plata y un bronce en Montreal 76) y Larisa Latynina, (cuatro oros, una plata y un bronce en Melbourne 56). Los consiga o no, Simone Biles ya puede decir que tiene 10 títulos mundiales, y es la primera gimnasta en la historia que ha ganado tres campeonatos mundiales individuales consecutivos (2013-2015).

Este rotundo éxito profesional está convirtiendo a Biles en una heroína de los Estados Unidos y en un referente internacional de la gimnasia. Con sus 19 años, 1,45 metros de altura, 47 kilos de peso y una gran sonrisa, Biles está cautivando a jueces, prensa y público. E incluso ha establecido su propia rutina gimnástica: 'el Biles' es un doble salto mortal en plancha que añade una última vuelta, antes de terminar su segundo mortal. Los expertos apuntan que su altura y la potencia de sus piernas es la clave de su éxito.

Este currículo deportivo ha convertido a la gimnasta en una estrella deportiva nacional. La gimnasia artística es una auténtica institución en Estados Unidos y Biles, su máximo exponente. De hecho, la revista Forbes la sitúa como la deportista olímpica que mayor oportunidades tiene para posicionarse como el centro de atención de todas las marcas y patrocinadores tras los JJOO, y dar así el salto a la fama internacional. En este análisis de la revista, Simone ha superado a otros grandes nombres como los nadadores Katie Ledecky y Michael Phelps

Las marcas deportivas apuntan que la imagen de esta gimnasta es un valor seguro. Simone Biles, además de los éxitos deportivos, tiene una gran historia de superación a sus espaldas. Nacida en una familia desestructurada en Ohio, Simone y sus tres hermanos tuvieron que separarse cuando las autoridades estadounidenses quitaron la custodia a su madre, Shanon Biles, por alcoholismo y drogadicción.

Mientras Simone y su hermana se fueron a vivir con sus abuelos maternos,  los hermanos mayores se marcharon con su tía abuela materna. A pesar de esta difícil infancia, la niña pronto tomaba contacto con el mundo de la gimnasia. El abuelo cuenta que siempre estaba saltando y brincando. Así y con apenas seis años, Biles era descubierta por la coach Aimee Borman -su entrenadora hasta hoy- y nacía en ella su pasión por el deporte."Un día decidió que sería una gran gimnasta y desde entonces lo ha hecho todo para lograrlo", dijo Borman a la revista Time.

Esta historia de superación ha cautivado al gran público y Simone se ha convertido en objetivo de marcas deportivas. En estos momentos, tiene contratos con Nike Power Core, y GK Elite y tras los JJOO tendrá muchos más. Varios medios locales apuntan que en su carrera deportiva en competición profesional adulta -de apenas tres años- ha ganado un total de 2,1 millones de dolares . Con independencia a marcas y patrocinios, si ganase las cinco medallas ya se embolsaría  en estos juegos 125000 dólares.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin