Status

La trufa negra: un exquisito majar para paladares exigentes

Trufa negra

La trufa negra es el más exquisito manjar que conocemos hoy en día. De hecho por unos pocos gramos de este hongo se pueden pagar elevadísimos precios en el mercado actual. Esto se debe a su crecimiento silvestre e impredecible. La trufa es un hongo que nace de forma subterránea y suele vivir cerca de las raíces de algunos árboles, como los robles o las encinas. La trufa se beneficia del árbol y viceversa.

La historia de la trufa negra data de antaño, puesto que los antiguos egipcios ya la utilizaban en cocina para aromatizar sus platos. Posteriormente, los romanos y los griegos atribuyeron propiedades afrodisíacas a la trufa negra. Y durante la edad media se consideraba a estos hongos como una manifestación pura del demonio. Se piensa que esto era así por su aspecto feúcho, el lugar donde nacían y su color negro.

A partir del siglo XVIII es cuando las trufas vuelven a vivir todo su esplendor. En ese siglo comienzan a buscarse y a cosecharse con la inestimable ayuda de cerdos y perros, exactamente igual que se hace hoy en día. Aunque la trufa negra solamente podía ser manjar de señores nobles, ya que se trataba como a un condimento de lujo absoluto. En la actualidad la trufa negra es uno de los aromatizantes más famosos y exquisitos, que sigue siendo un lujo accesible a muy pocos paladares.

La trufa negra en España

Son varios los países que recolectan estas trufas negras. En España se consigue entre el 30 y el 50 por ciento de toda la trufa negra a nivel mundial. Y según las estimaciones actuales debe haber unas 10.000 familias dedicadas por entero a la recolección de este exquisito manjar. No obstante, en Italia y en Francia también se recogen gran parte de las trufas que luego llegan a condimentar los platos de los restaurantes más lujosos del mundo. En China o en la India también hay algunas trufas negras, las llamadas Tuber indicum. No obstante en muchos países está prohibida la importación de este tipo de trufas porque no es de la misma calidad que la europea.

La provincia de Teruel es una de las zonas de España que más trufas negras recolecta. De hecho, la comarca de Gudar Javalambre es una de las zonas donde se obtiene este hongo, más importantes del país. Además, se considera a Teruel como la capital española de la trufa negra y es que en sus tierras calizas, con su clima tan extremo, la trufa crece y llega a un punto de maduración excelente.

Soria y Navarra son emplazamientos geniales también para la recolección de la trufa negra. De hecho, en Soria se recolecta cerca del 30 % de las trufas recogidas en España. Esto sucede por su terreno idóneo para ello y la altitud a la que se encuentra el lugar.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0