Status

El casino más caro del mundo está en Singapur

Imágenes: Marina Bay Sands

Al pensar en la palabra casino, además de venir a la mente a la sexy y por entonces joven Sharon Stone en la película del mismo nombre, lo primero en lo que se piensa es en la ciudad americana de Las Vegas. Sin embargo, esta ciudad no posee el honor de tener el casino independiente más caro del mundo. Este lo posee la ciudad de Singapur y su Marina Bay Sands.

Tranquilidad, hay truco. Las Vegas Sands, la compañía de casinos y complejos turísticos con sede en de Las Vegas, es la dueña y administradora del Marina Bay.

Desde su apertura en 2010, el Marina Bay está considerado como el casino independiente más costoso del planeta y en el que su propietaria, Las Vegas Sands, invirtió 4100 millones de euros en su construcción. El complejo, diseñado por Moshe Safdie arquitectos, cuenta con tres torres hoteleras, un centro de convenciones y exposiciones, un centro comercial, un museo de Arte y Ciencia, dos teatros, seis restaurantes y dos pabellones flotantes. Todo ello edificado en un terreno que alcanza de 20 hectáreas.

Más allá del tamaño de las instalaciones del Marina Bay Sands, lo que más sorprende al visitante es la arquitectura y el moderno diseño de las estancias tipo vanguardista. Aunque, la espectacularidad de la arquitectura no hace mella en la gran oferta de juegos de azar. El casino cuenta con unas 500 mesas y 1.600 máquinas tragaperras.

Sin embargo, el interés turístico de las instalaciones del Marina Bay Sands deberá competir con la increíble piscina suspendida sobre las tres torres del edificio.

Muchos de los clientes que han disfrutado del hotel y del casino aseguran que bañarse en la piscina de este resort es una experiencia que jamás se olvida.

La piscina en cuestión está situada en una plataforma elevada al aire libre sobre las tres torres del edificio, el Sands Sky Park, y está construida en acero inoxidable con una capacidad de 1440 m³ de agua.  Su espectacularidad  nace gracias al borde invisible en el que termina la misma. Como no podría ser de otra forma el nombre de la piscina es Infinity Pool (Piscina Infinita).

Pare que se confirma que Singapur se está convirtiendo en el nuevo destino preferido para la jet set internacional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin