Status

Lujoso funeral cual 'Padrino' para un capo de la mafia italiana

Imágenes: Trome

El pasado 22 de agosto se celebró en Roma el funeral del capo de la mafia italiana Vittorio Casamonica. A plena luz del día, en el barrio romano del Tuscolano y en la majestuosa iglesia de san Juan Bosco, el líder del clan mafioso de los Casamonica fue enterrado envuelto en lujo, ostentación y con la banda sonora de El Padrino de fondo.

Vittonio Casamonica, que fallecía de cáncer a los 65 años, fue un presunto capo de la mafia italiana acusado, y varias veces arrestado, por las autoridades italianas de secuestro, fraude, extorsión y tráfico de drogas. Sin embargo, nunca llegó a ser condenado.

Ahora una vez muerto, el jefe del clan de los Casamonica ha sido enterrado como si del verdadero 'Padrino' se tratase. El lugar elegido fue iglesia de nueva construcción San Juan Bosco, en pleno centro del barrio de Tuscolano. El féretro llego bañado en oro y portado por un carruaje de color negro y oro llevado por caballos. El fallecido fue arropado por más de 500 personas y 250 coches durante más de 20 kilómetros. A la salida, el féretro sacado a hombros fue aclamado por los asistentes al funeral bajo la música del El Padrino.

Esta ostentación y declaración de poder de la mafia ha causado revuelo y malestar en la sociedad italiana. El vicealcalde de Roma, Marco Causi, describió el funeral como "intolerable" y lo consideró "una ofensa hacia todos los ciudadanos de Roma".

En la misma línea, el diputado por el partido Izquierda Democrática, Arturo Scotto quiso asegurar que "estos son un mensaje claro de impunidad de parte de los clanes mafiosos: existimos todavía y somos fuertes" y añadía que "es inaceptable en un estado democrático".

En instancias más elevadas, el ministro del Interior, Angelino Alfano, y el alcalde de Roma, Ignazio Marino, exigieron explicaciones al párroco de la iglesia por permitir tal exaltación del poder de la mafia. Giancarlo Maneri, el susodicho párroco, se ha asegurado ante los medios que se limitó a hacer su trabajo como sacerdote y que "probablemente lo volvería a hacer". Además Giancarlo Maneri se defendió ante la opinión pública preguntándose "¿una iglesia puede decir 'no' a un funeral?"

El funeral fue una clara declaración de intenciones y de poder en plena capital italiana. Es más, la familia quiso poner un broche de oro a la demostración de poder coronando la iglesia con o un cartel en la fachada que ponía "rey de Roma" y "conquistaste Roma, ahora conquistarás el paraíso".

Ante el revuelo causado por el funeral, parte de la familia del fallecido quiso defenderse. Marco Spinelli, uno de los sobrinos del fallecido al que el dieron permiso en la cárcel en la que estaba preso para asistir al funeral, declaró que "los romanos celebramos los funerales así. Su voluntad era que hubiera caballos en su funeral, así que llevamos caballos". Sin embargo, el alcalde de Roma Ignazio Marino se apresuró a asegurar que lo sucedido era una "falla en el sistema" y el responsable de de la Policía, Franco Gabrielli confesó que tal vez la policía no tendría que haber contribuido a abrir el cortejo fúnebre.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

CORLEONE
A Favor
En Contra

es una verdadera vergüenza. Cuando se muera alguno de los de la mafia catalana, el entierro es UMILDE

Puntuación 2
#1
ramonetarebull
A Favor
En Contra

EN CATALUNYA SERí LO MISMO PERO ESTí VEZ IRAN DOS MILLONES,

DE CAGANERS ADOCTRINADOS POR EL CAPI DI TUTTI CAPI.........

................DON JORDI-ONE Y SUS HIJOS Y ASOCIADOS......

Puntuación 1
#2