Status

Las nuevas tribus viajeras que se perfilan para el año 2030

¿Qué será usted, un trotamundos comprometido o un purista cultural? Al igual que cambian los destinos turísticos, los gustos de quienes los eligen también. Aquí van las tendencias. Por I. G.

Las predicciones nunca fueron buenas. Aún así, nunca está de más conocer cuáles son las tendencias en torno a las que girarán las perspectivas turísticas que se avistan en el horizonte. ¿Será usted una de esas personas que recorrerá el mundo en busca de la ciudad más bella?, ¿o tal vez perseguirá el mejor medio ambiente y la tranquilidad?

Las nuevas tribus que recorrerán el planeta y que se divisan en el horizonte del turismo ya están perfilándose y tomando forma. Han sido descubiertas en el primer informe que han llevado a cabo la consultora focalizada en tendencias de consumo, Amadeus, junto con la colaboración de The Future Foundation.

Por lo que los futurólogos del sector han podido comprobar, éstas se definen en un total de seis, que se están fraguando para las próximas dos décadas. Entre los resultados que se han recogido, se muestra cómo para 2030, más de 1.800 millones de personas viajarán anualmente al extranjero. Sus motivaciones serán totalmente diferentes a los que imperan en la actualidad. Por ello, conocer a los viajeros del mañana supone una gran baza para todos el sector de los viajes.

Buscadores de capital social

Estos viajeros estructuran sus vacaciones teniendo en cuenta, casi exclusivamente, sus contactos en la red. Se apoyan en sus opiniones y recomendaciones, y justifican sus decisiones, además de incrementar y enriquecer su capital social -entendido como el nivel de colaboración del cosumidor dentro de un colectivo-, el valor que aporta y el valor que recibe. Esto dará un mercado de productos online.

Puristas culturales

Esta especialidad de turistas son los que consideran su tiempo de descanso como la oportunidad de zambullirse en una cultura que no es la suya. No les imoporta que esto les conlleve ciertas incomodidades al tener que vivir como la gente del país extranjero. El disfrute de sus viajes dependerá de la autenticidad y de la inmersión cultural de la experiencia, por la que están dispuestos a dejarse la piel.

Tratamundos comprometidos

Son aquellas personas a las que les gusta planificar sus viajes de acuerdo a criterios éticos y medioambientales, como la reducción de la huella ecológica o la contribución a la mejora de la vida de las personas. Con frecuencia, evaluarán cuál podrá ser el impacto del dinero destinado a un viaje en un entorno e improvisarán algún elemento relacionado con el voluntariado y el desarrollo social.

Amantes de la comodidad

En esta categoría se definen aquellos turistas que prefirirán un paquete de productos y servicios para evitar la gestión de diferentes aspectos del viaje. Para esta tribu, las vacaciones constituyen un momento idóneo y excepcional, que se destinará al cuerpo y a la mente, con toda clase de mimos y caprichos. Lo más importante de la estancia es que la seguridad y el disfrute estén garantizados.

Viajeros por obligación

Esta modalidad de excursionistas siempre ha existido. Orientarán sus estancias fuera de casa a lograr un objetivo concreto, ya sea por negocios o por ocio. Sufrirán limitaciones de tiempo y de presupuesto y demandarán una tecnología basada en algoritmos avanzados, capaz de eliminar o resolver las incidencias de los viajes, como cancelaciones, modificaciones en las reservas o cambios de vuelo.

Cazadores de lujo

La clase, la exclusividad, la elegancia y la discreción. Éstas son las características que giran en torno a esta tribu. Los turistas se interesarán exclusivamente por los viajes de lujo en su sentido más estricto. Para ellos, viajar es una recompensa extraordinaria, una experiencia que es imprescindible para compensar el sacrificio del tiempo y el esfuerzo que exige su trabajo y su vida cotidiana.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin