Status

Manuela Carmena quiere convertir el Club de Campo en una granja: ¿y los caballos de doña Elena?

Carmena quiere convertir el club en el que practica hípica la infanta Elena en una granja. Imagen: archivo.

Sería mucho decir que la alta sociedad madrileña atraviesa momentos de pánico. Pero al menos parte de ella vive cierta incertidumbre: gente pudiente comparte jornadas de ocio y deporte en el Club de Campo Villa de Madrid y el programa de Manuela Carmena quiere convertir su campo de golf en una granja, entre otros cambios...

Nobles, herederos de grandes empresas y ciudadanos dispuestos a pagar el precio de ser socio para disfrutar de las instalaciones, practicar la hípica o jugar al golf -si poseen una acción que les habilita para echar unos hoyos- no saben qué va a ser de su club.

Entre las promesas electorales de Manuela Carmena está convertir el club en una granja y 'democratizar' sus instalaciones para que cualquiera pueda disfrutar de este espacio.

La propia infanta Elena tiene en las cuadras del club de Campo varios caballos: Quant, el equino estrella, con el que compite de forma más frecuente, y Jordano. El resto descansan en Zarzuela. La primogénita de los Reyes eméritos paga más de 800 euros mensuales por el mantenimiento de esos equinos, según ha publicado Vanitatis.

El alquiler de uno de los 365 boxes de la hípica incluye la manutención del animal, limpieza de cuadra y servicio de veterinario. Además de ese dinero, la infanta paga 1.500 euros a De Witt, el jinete que ha sustituido a Felipe Zuleta en los entrenamientos de doña Elena. ¿Echará Manuela Carmena del club a los caballos de la hermana del Rey?

Lo cierto es que Carmena tiene todas las papeletas para convertirse en la próxima alcaldesa de Madrid, una regidora cuyas intenciones poco o nada tendrán que ver con su antecesora en el cargo, Ana Botella, mucho más sensible a los problemas de la alta sociedad. Y no parece que halagar a la nobleza, la jet, y mucho menos a la Corona y su familia esté entre las prioridades de la futura regidora.

El programa de Ahora Madrid, la formación vinculada a Podemos por la que la jueza se ha presentado a las elecciones municipales, incluye el cambio radical del Club de Campo de la Villa de Madrid, cuyo campo de golf quedará convertido en una granja si Carmena logra sacar adelante sus planes.

Carmena quiere abrir al público el Club, cuya propiedad está repartida entre el Ayuntamiento, que controla el 51%; Patrimonio del Estado, con el 24,5%, y la Real Sociedad Hípica Española, con el 24,5% restante. En la época de Álvarez del Manzano, se renovó la concesión del Ayuntamiento hasta 2025.

Fuentes del Club aseguran que el resultado de las elecciones autonómicas y municipales ha causado un gran revuelo entre aquellos que utilizan estas exclusivas instalaciones. "Desde el lunes por la mañana hemos recibido miles de llamadas de socios para que les devolvamos las cuotas. Dicen que si el golf se transforma en una granja escuela, ellos quieren su dinero", han dicho a El Mundo responsables del centro.

El programa de Ahora Madrid contempla que el Club de Campo "se convierta en parque público abierto a todos". Para financiar el mantenimiento, algunas instalaciones como la la piscina "tendrán precios populares".

Además, la zona de hostelería se convertiría en una escuela pública de hostelería, "con restaurante para prácticas y algo de autofinanciación", mientras "el inmenso campo de golf se convertirá en Escuela-Granja Pública". Esta iniciativa se financiaría "en parte vendiendo sus productos a coste" a residencias de mayores y colegios públicos.

"Para Ahora Madrid ampliar el uso del Club de Campo al ciudadano de a pie, usado históricamente por la aristocracia, no es un plan urgente, pero sí algo que se llevará a cabo. Primero debemos estudiar la situación jurídica y económica del Club, que, como es conocida, no es muy buena", recoge el programa.

El gerente del Club de Campo de la Villa de Madrid desde hace tres años, Alfonso Segovia, ha destacado que, en el último año, la institución ha logrado unos beneficios de tres millones de euros. "Cuando llegué, se debían varios millones en concepto de IBI atrasado pero nos pusimos al día". En cuanto al uso 'exclusivo' de las instalaciones recuerda que, tras su llegada "se retiraron todos los privilegios a aquellos que usaban las instalaciones sin pagar", como deportistas, periodistas o políticos, y que en los últimos tres años han admitido a 3.000 nuevos abonados y sus familias, previo pago de 3.000 euros a fondo perdido y 730 euros de cuota anual.

"También hemos abierto al público las escuelas deportivas. De hecho, muchos antiguos socios se quejan de que hemos abierto demasiado el acceso. Entre semana, cualquier persona puede jugar al tenis por 14,80 euros", han declarado al citado diario desde el club.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin