Status

Fernando Tejero quiere ser padre

Fernando Tejero Imagen: archivo

Tras un año complicado a nivel personal, Fernando Tejero se encuentra volcado en el trabajo compaginando la televisión con su vuelta a los escenarios. ¡Atchúusss! es el montaje teatral que ha impulsado él mismo y que protagoniza con actores como Malena Alterio o Ernesto Alterio, entre otros. En el terreno personal asegura haber cicatrizado la herida que le hizo tocar fondo, su ruptura amorosa con Miguel Ortiz. Lleno de nuevas ilusiones, el actor confiesa sus deseos de formar una familia y ser padre, aunque por el momento está soltero.

Volcado en el deporte, Fernando Tejero afronta una nueva etapa de su vida en la que está aprendiendo a quererse más y controlar mejor las emociones.

¿Con qué se va a encontrar el público que venga a ver ¡Atchúusss!?

 Se va a encontrar con una joyita, creo que es una cosa preciosa de los primeros pasos de Chéjov. Son los cuentos que él escribió, antes que las primeras obras que todo el mundo conoce. Son piezas cortas en clave de comedia y también hay matices de artículos que él escribía para periódicos. Vamos a conocer al Chéjov menos conocido.

Eres el impulsor del proyecto, ¿cómo surgió?

El teatro siempre lo he dejado para hacer lo que uno quiere porque afortunadamente desde hace muchos años puedo elegir en el teatro. Cuando hice "Piedras en los bolsillos" con Julián Villagrán es algo que decidí con él. Mi intención es hacer teatro toda la vida, el empuje que hace que sea actor es el teatro que devoraba en libros y visualmente. Mi sueño sería montar mi propia compañía o invertir el dinero que gano en cine y en televisión en el teatro. Llamé al director y le dije que quería hacer teatro, a ver qué podíamos hacer.

¿Has elegido tú al resto de actores?

Lié a Malena y a Ernesto, que son como de mi familia. Puedo permitirme el lujo de decir que es la primera vez que junto a los dos hermanos en un escenario. Carles había trabajado con Malena y con Adriana, la propuso y yo estaba encantado de la vida, es una actriz a la que admiraba. Enrique lleva muchísimos años trabajando con el director.

El teatro es lo que te impulsa a seguir actuando, pero la televisión te da muchas cosas buenas?

Por supuesto. Siempre he dicho que Laura Caballero y su hermano es lo mejor que me ha podido pasar en esta profesión. Me han escrito dos personajes de los que estoy orgullo. Con Fermín he conseguido un personaje que solo se parece al otro en que es andaluz. No voy a dejar de hacer otras cosas, pero es cierto que llegará un día en que priorice el teatro porque es dónde más actor me siento. Lo que más me motiva.

En televisión solemos verte en papeles cómicos, ¿eres tan cómico en la vida real?

Tengo mis días como todo el mundo. Intento ser divertido porque tiendo mucho a la melancolía, me como el mucho el coco y soy muy sensible. Intento sacarle a la vida el mayor sentido del humor posible porque bastante dura es ya. Aun así hay días que te cuesta, pero después de todo lo que he pasado en la vida y los batacazos que he dado, estoy preparado para cualquier batalla.

Hace poco te vimos en una entrevista muy profunda, ¿te costó dar el paso de sincerarte?

No, en ese momento no me costó. Cuando se aproximaba el día de la emisión sí. Con Pepa me sentí maravillado, me había llamado Risto antes pero no pudimos coordinar fechas. Creo que no podría haberme hecho esa entrevista nadie mejor que Pepa, no nos conocíamos pero había química, ella quería entrevistarme y yo que lo hiciese. Siempre he sido muy reservado con mi vida pero estaba harto de especulaciones por internet.

Tuve una relación muy complicada y dolorosa, además esta persona filtró a la prensa. No hay culpables, hay responsables y el mayor responsable soy yo por embarcarme en algo que veía que se iba a hundir.

¿Te daba más miedo que lo viesen tus padres?

Cuando llegó el momento de emitirse me di cuenta de que lo iba a ver muchísima gente. Sobre todo me daba miedo por mis padres, ellos están educados a la vieja usanza. Nunca he dudado de que ellos me fuesen a dejar de querer, pero es cierto que son de una generación en la que les importaba más el qué dirán. No por mí, mis padres lo han sabido toda la vida porque creo que de pequeño tenía pluma, es una cosa evidente y que no se puede ocultar.

¿Qué te han dicho tras ver el programa?

Están encantados, han visto la acogida que tuvo el programa. A mí me sorprendió, me esperaba más diversidad de opiniones. Hubo una confusión, a nivel político dije que había alternativa maravillosas como Podemos, focalicé sin darme cuenta pero no soy de Podemos. No era una campaña a favor de ellos. Vi la respuesta en redes sociales y me di cuenta de que el programa gustó muchísimo, la respuesta de la gente fue maravillosa.

Personalmente, ¿en qué momento te encuentras ahora?

Estoy muy bien. Estoy disfrutando mucho con el teatro. Me encuentro bien, estoy feliz porque voy a hacer una película que me gusta muchísimo. A nivel profesional muy bien. Estoy feliz y tengo unos amigos maravillosos, no estoy con nadie, estoy conociendo gente.

Estabas aprendiendo a quererte y ser feliz, ¿lo estás consiguiendo?

Sí, sigo con ayuda, con un psicólogo. Se llama Juan Carlos Vicente y me ha costado mucho encontrar a un psicólogo que me ayudara. Estamos embarcados en intentar que me quiera mucho. Soy muy poco inteligente emocionalmente, tengo un nivel de sensibilidad muy alto y eso hay que bajarlo, ser menos pasional. No se puede controlar pero si moderarlo y saber hasta dónde tengo que dar.

¿Ya ha cicatrizado la herida?

Sí, eso lo tengo claro. No volvería a estar con esa persona, no hay ninguna posibilidad y no se me ocurriría jamás. Es como un laberinto en el que uno entra y le cuesta mucho salir, como un autómata vuelve a buscar la entrada y se vuelve a perder.

¿Te sientes con ganas de volver a enamorarte?

Por supuesto, tengo ganas de volver a enamorarme. Soy un tío a la vieja usanza, me encantaría tener una familia tradicional con hijos, me encantaría ser padre. Ahora que mi amigo Miguel Poveda ha tenido un niño precioso me da mucha envidia.

 ¿Te lanzarías a ser padre soltero?

Sí, sería padre soltero, el año pasado ya estuve intentando gestionarlo. Me gustaría dedicar un año a parar y criar a mi hijo, no me gustaría tener un hijo para verlo solo los fines de semana.

Te has centrado mucho en el deporte, ¿llevas bien lo de ir sumando años?

Físicamente estoy en la mejor época de mi vida porque me estoy cuidando mucho. Hago pocas salidas y voy al gimnasio, hago una dieta y meditación. De todo lo negativo se aprender, hay que buscar el lado positivo. Toqué fondo, lo pasé francamente mal y hay que cuidarse. Egoístamente hay que decir que primero soy yo y después el resto del mundo.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin