Status

Javier Merino recupera la normalidad: "Mi mujer ha estado a mi lado en todo momento"

Javier Merino. Imagen: Manuel Lareo.

La tranquilidad ha vuelto a la vida de Mar Flores y Javier Merino. Fueron momentos angustiosos a consecuencia del ingreso hospitalario de su marido, Javier Merino aquejado de malaria de tipo 4. Diez días después de su ingreso, el popular empresario ha recibido el alta hospitalaria y ya ha retomado sus compromisos profesionales.

La conocida modelo y su esposo viajaban hace escasas semanas a la isla de Ibiza, uno de sus enclaves estivales preferidos, para celebrar su décimo tercer aniversario de boda. Sin embargo Merino comenzó a sentirse mal y de inmediato fue trasladado al hospital Can Misses de Ibiza donde llegó con un cuadro de fiebres altas y múltiples molestias.

Al parecer Javier tuvo que viajar a África por motivos laborales, concretamente a Sudán y Kenia, donde previsiblemente contrajo el virus de la malaria de tipo cuatro, denominada plasmodium ovale, un parásito menos frecuente y potencialmente menos peligroso que el plasmodium falciparum, el cual tiene altas tasas de mortalidad.

El protocolo fue rápido y ahora que la enfermedad del ébola está a la orden del día, es lógico que se haya actuado con máxima precaución, para que finalmente diera positivo en esta enfermedad. Diez días después Javier Merino recibía el alta hospitalaria y regresaba en compañía de su esposa a Madrid, deseoso por reencontrarse con sus cuatro hijos.

Fue la propia Mar Flores la encargada de hacer pública la buena nueva a través de las redes sociales. "Ya en casa!!!!Agradecer a todas las personas que han estado pendientes de la evolución de mi marido con este #selfie de días antes del susto". "Home sweet Home".

La modelo ha permanecido al lado de su esposo en todo momento, cuidándolo y mostrándole todo su apoyo para su pronta recuperación.

Aunque al parecer le habrían recomendado que permanezca dos meses en reposo debido a la fuerte medicación que debe seguir tomando, Javier Merino ha vuelto al trabajo. El empresario llegaba a las inmediaciones de su oficina ataviado con un elegante traje gris y portando un maletín. Lucía un buen semblante aunque visiblemente algo más delgado, consecuencia de la malaria que acaba de superar.

Javier, ¿Cómo se encuentra?
Muy bien, muchas gracias. Ha sido una enfermedad como otra cualquier, una malaria y estoy perfecto.

¿Fue a consecuencia de un viaje de negocios?
Sí, fue por un viaje a África como le pasa a tanta gente, no pasa nada. Ya está todo solucionado.

¿Iban a celebrar su aniversario a Ibiza?
Es lo que le he dicho, no puedo decir más.

¿Ahora no necesita un poco de reposo?
Nada.

Y Mar a su lado todo el tiempo.
Sí, mi mujer ha estado a mi lado todo el tiempo.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin