Status

Isabel Flores, mujer de Adolfo Suárez Illana, intenta normalizar su vida haciendo la compra

Adolfo Suárez Illana Imagen: Archivo

Adolfo Suárez Illana se enfrenta a una nueva operación para extirparle el tumor debido al cáncer de cuello que padece. Entretanto cuenta con el apoyo incondicional de toda su familia, en especial de su mujer, Isabel Flores, quien se ha mantenido a su lado inseparable. Mientras hacen frente a esta delicada situación, todos y cada uno de ellos intentan seguir con su vida. Recientemente la esposa del ex político se dejaba ver haciendo la compra en un centro comercial cercano a su domicilio.

Como recordaremos, el hijo del fallecido ex presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, recibía el alta hospitalaria el pasado 13 de mayo, cinco días después de ser sometido a una operación de cáncer de cuello en el Hospital Universitario de la Fundación Jiménez Díaz. Sin embargo tendrá que someterse a una nueva intervención que consistirá en una resección tumoral a través de un abordaje robotizado para asegurar una total recuperación.

Al día siguiente de ser dado de alta, reaparecía en la Plaza de Toros de Las Ventas para mostrar todo su apoyo y cariño a uno de sus mejores amigos, el torero Juan José Padilla.

Después sus hermanas Sonsoles y Laura pasaron por lo mismo aunque ellas tuvieron más suerte y salieron victoriosas de la batalla. Sólo Javier, el menor, se ha librado. De la misma manera que la familia cerró filas en los casos precedentes, lo ha hecho ahora alrededor de Adolfo hijo.

Regresó a casa donde esperaba pacientemente su marido, a la espera de la nueva intervención

Toda la familia ha hecho piña en torno a Suárez Illana, aunque intentan dar normalidad a su vida. Recientemente veíamos a su mujer, Isabel Flores haciendo la compra en un centro comercial cercano a su domicilio madrileño.

Con gesto cansado y vestida de manera informal con vaqueros, camiseta negra sin mangas y bailarinas, adquirió numerosos alimentos y unas perchas.

A continuación regresó a casa donde esperaba pacientemente su marido, a la espera de la nueva intervención.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin