Status

Tamara Falcó: "Nunca fui una niña consentida, aunque mi particular manera de hablar pueda inducir a creer lo contrario"

Tamara Falcó. Imagen: Archivo

Enfundada en un vestido de cuero de Burberry Prorsum, Tamara Falcó ha presentado este martes su reality, 'We Love Tamara' cuyo primer capítulo se estrena hoy en el canal Cosmopolitan TV.

Tras una hora de retraso, la hija de Isabel Preysler y Carlos Falcó daba una rueda de prensa en la que adelantaba algunos detalles de su reality. A lo largo de 10 episodios el programa, conoceremos a Tamara al natural y que según ella: "Ha captado la esencia de mi vida", ha asegurado la actriz.

Desde pequeña apuntaba maneras de estrella. Pizpireta, espontánea, muy sociable, risueña.. En el mismo instante en que desplegó su sonrisa, Tamara se convirtió en el centro de la vida de sus padres, según afirma la revista Grazia.

Como persona, Tamara siempre ha sido vista como una it girl y muy "naif" como explica ella. "Mucha gente tiene un concepto equivocado de mí. No soy ñoña ni simple, tampoco tengo esa ingenuidad que otros me atribuyen, pero no me importa lo que piensen porque, cuando me conocen en persona, ¡siempre acaban diciéndome que les caigo bien!" afirma Tamara a la revista Grazia.

La semana pasada, tal y como afima Grazia, arrancó su cuenta de Twitter que en apenas unos días supera los 7.500 seguidores, y Cosmo TV ha calentado motores en @welovetamara avanzando algunos cortes del show. Por su parte, Tamara se encarga de aclarar en Grazia que "no es un reality", es un lifestyle, un documental con entrevistas de moda.

Sus padres siempre le han enseñado a que en la vida hay que ganarse todo. Y afirma a Grazia: "Nunca fui una niña consentida, aunque mi manera de hablar tan particular pueda inducir a creer lo contrario. No me han permitido caprichos en exceso y siempre han dirigido mis pasos a los estudios".

En realidad, le habría gustado ser periodista. De hecho, se licenció en Comunicación en Estados Unidos, donde vivió siete años "porque a mí lo que me gusta es la práctica, el contacto con la gente, el profundizar en el entrevistado" y al final le ha tocado vivirlo desde el otro lado, algo que explica que cuando vivió en Estados Unidos era feliz porque nadie la conocía. Sin embargo, "aquí interesa cada paso que doy", explica a la revista Grazia.

Tras su paso por Estados Unidos y la experiencia de vivir sola, Tamara decidió independizarse. Se alquiló un apartamento en la ciudad del Sena y comenzó a enviar las crónicas de moda a la revista ¡Hola!. Según afirma Tamara a Grazia: "Esa etapa supuso un antes y un después en mi vida. Por vez primera me di cuenta de todo lo que implicaba llevar una casa y de la responsabilidad de estar sola. Me hizo madurar y, aunque echaba de menos a mi familia, tenía que seguir adelante y demostrarme que podía hacerlo". Y así fue. Ahora Tamara, ya instalada en Madrid desde hace años, vive sola en un apartamento.

Para ella, la familia es algo prioritario en la vida, un valor que ha aprendido de su madre, a quien adora y queda con ella un día a la semana: "Mi madre es inimitable, es la más guapa y elegante" explica Tamara de su madre, según cuenta Grazia.

La niña Falcó es hoy toda una empresaria que habla tres idiomas perfectamente, es la mano derecha de su padre en la finca El Rincón y embajadora de las marcas Massumeh y Folli Follie. Desde que encontrara la fe, Tamara ha recuperado la felicidad y ahora tiene las cosas muy claras. Además afirma a Grazia: "Sé que soy una privilegiada y por eso voy a reconducir mi vida".

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin