Status

Scarlett Johansson demanda al escritor francés que se inspiró en ella en uno de sus libros

Scarlett Johansson. Imagen: archivo

Scarlett Johansson parece no estar nada contenta con resultado del escritor Grégoire Delacourt, que en su libro 'La Première chose qu'on regarde' pone en escena a un personaje dando a entender que se trata de la artista.

La actriz estadounidense ha decidido denunciar al autor francés, cuyo libro, titulado "Lo primero que miramos" en español, lleva más de 100.000 copias vendidas desde que se publicó el pasado marzo. En el argumento, un mecánico "más guapo que Ryan Gosling" y una supermodelo de vestidos de novia que "podría ser la doble perfecta de Scarlett Johansson" pasan una noche juntos y desarrollan una historia de amor. Pero la estrella no lo ve tan inocente.

"Hemos recibido una citación de un tribunal de París, a nombre de Scarlett Johansson", confirmó a la agencia AFP un portavoz de la editorial JC Lattes, que explicó que el abogado de la actriz en Francia, Vincent Toledano, pide al juez que "se repare el daño causado por la infracción y el uso fraudulento de los derechos personales" de Johansson, de 28 años y que Delacourt sea sentenciado a cubrir económicamente tal perjuicio.

La estrella de Hollywood también demanda al juzgado que "prohíba a Ediciones JC Lattes la cesión de derechos y la adaptación del libro". Y es que la anterior novela de Delacourt, La lista de mis deseos, editada en 2012, se convirtió en bestseller, ha sido publicada en 47 países y ya está siendo adaptada para convertirse en película. De hecho, según apunta AFP, el autor fue contactado hace un tiempo por algunos productores, interesados en llevar al cine también su última novela. Lo más paradójico es que la demanda de la actriz lo pilló fantaseando con la idea de que fuera ella misma quien interpretara a su personaje en la inminente cinta.

"Estoy a la vez sorprendido y triste", ha explicado Delacourt a la web del semanario francés Le Point. "No me lo esperaba para nada. No he escrito una biografía de Scarlett Johansson, sino un trabajo de ficción, sin maldad alguna. Supuse que tenía derecho a utilizar el material que me rodea cada día: marcas, ideas, estrellas de cine. ¡Son de uso público!", ha comentado. Y ha añadido que no tiene resentimientos contra la actriz. "Al contrario, estoy esperando que llegue el juicio con toda la confianza. Sinceramente, escribí el libro pensando que incluso algún día tendríamos la posibilidad de sentarnos juntos a tomar un café".

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin